Campamentos de verano en inglés para niños, ¿tan pequeños? | LetsFamily
embarazo

Campamentos de verano en inglés para niños, ¿tan pequeños?

El verano es una época perfecta para soltarnos con el inglés. Tanto si tu hijo va a un colegio bilingüe durante el curso como si no, los campamentos con idiomas son una buena opción para acercarse a la lengua de Shakespeare de una forma más lúdica.

Y cada vez están más de moda las estancias en el extranjero para familias con clases para padres e hijos.

Inglés en verano: ¿qué opciones hay?

– El campamento urbano del cole. Es lo más socorrido: el niño conoce el entorno, siempre coincide con algún amiguito de su curso y tenemos pillado el tranquillo a las distancias y los horarios. Para los chiquitines suele ser una buena idea si los padres tenemos que trabajar mientras ellos tienen vacaciones, porque deben adaptarse a menos cambios. Además, los planes que hacen no tienen nada que ver con las rutinas del curso: guerras de agua, cine, manualidades, juegos deportivos…  Las comunidades autónomas o los ayuntamientos suelen tener también programa de centros escolares abiertos en verano, algunos de ellos en inglés, para alumnos a partir de los 3 años. Son los más económicos y cuentan con la garantía de estar organizados por la administración, aunque hay que estar pendientes para solicitarlos en sus plazos correspondientes.

– Campamentos urbanos temáticos. Circo, deportes, música, arte y anualidades, ciencia divertida, actividades de animación a la lectura, robótica… La oferta es muy variada, y algunos ofrecen el plus de realizar sus actividades en inglés, o contar con unas horas al día o ciertas actividades programadas en este idioma.  Si vives en una ciudad grande, la oferta es inmensa. En general, cubren menos horario que los campamentos de los colegios, pero si buscas, encontrarás el que mejor se adapte a los intereses de tu hijo y a vuestras necesidades horarias.

-Campamentos de inmersión lingüística: Pasar unos días fuera de casa, en un entorno nuevo, conviviendo con otros niños, con monitores nativos de países de habla inglesa puede ser una aventura inolvidable. Algunos tienen programas específicos a partir de los 5 o 6 años. Para niños tan pequeños no es habitual enviarlos a otro país, pero existen opciones en inglés en España. En Enforex, por ejemplo, organizan campamentos en los que el 40% de los niños son de otros países. De esa manera los niños conviven con otros peques con los que tienen que utilizar el inglés para comunicarse, y se “sueltan” de manera natural a hablar el idioma mientras hacen juegos acuáticos, bailes, talleres de manualidades, juegos de magia o excursiones, además de estar en contacto con gente de otras culturas.

-Estancias en el extranjero en familia. Es una opción que cada vez cuenta con más adeptos, porque a los padres también nos viene bien refrescar el idioma y es una manera distinta de disfrutar de otro país.  Por la mañana, cada uno tiene sus clases de inglés, adaptadas a su edad y su nivel de conocimientos, y las tardes y el fin de semana se dedican a hacer turismo  o llevar a cabo alguna actividad con otras familias. Hay ofertas con alojamiento en apartamentos para la familia, residencias o conviviendo con una familia local.