Canguro o guardería, ventajas y desventajas » LetsFamily
embarazo

Canguro o guardería, ventajas y desventajas

Tienes que volver al trabajo y no cuentas con familiares de confianza para hacerse cargo de tu bebé en las horas que pasas fuera de casa. Por eso, necesitas evaluar entre dos opciones: ¿Dejas a tu hijo en casa, al cuidado de una niñera? ¿O mejor lo llevas a la guardería? Cada opción tiene sus pros y sus contras, y está en cada familia decidir con qué os sentís más cómodos.

Lo bueno de ir a la guardería

Las guarderías no son un mero depósito de bebés, sino que son instituciones serias de cuidado y educación infantil (siempre que estén debidamente habilitadas, claro está). El tiempo que tu hijo pasa en la guardería lo vive rodeado de otros niños, con la consecuente ventaja de interacción social, ¡y diversión! Las personas que trabajan allí están formadas profesionalmente, tienen muchos recursos para cuidar, animar y estimular a cada niño según su desarrollo.

Una ventaja secundaria es que no deberás faltar a tu trabajo si la cuidadora de niños se enferma, ya que la guardería proporciona personal de reemplazo. Por otra parte…

Lo malo de ir a la guardería

Si hablamos de enfermedades, los que sí se enferman más son los propios niños. Los bebés que comienzan a ir a la guardería están en contacto con nuevos virus y bacterias que afectan su sistema inmunológico aún en formación. Claro que esto no tiene por qué revestir gravedad si tu hijo está  bien alimentado y con sus vacunas al día: por el contrario, con el correr de los meses se irá fortaleciendo y se enfermará menos cuando niño. Pero ahora sí que tendrás que perder días laborales para cuidar a tu bebé malito.

Lo bueno de una niñera

Tener una canguro en casa implica que tu bebé no deba soportar las inclemencias del tiempo: no hace falta que salga con lluvia o con frío. Está bien cuidadito en casa, rodeado de sus juguetes, su música y su cunita. Su rutina no se verá tan alterada como si tienes que despertarlo por la mañana temprano para llegar a la guarde. Y, por lo que mencionamos más arriba, se enfermará menos de bebé (aunque después recibirá los virus cuando empiece el jardín de niños, o la escuela).

Las contras de la niñera

Aún si pones las manos en el fuego por ella, y es una excelente persona, seguramente ninguna niñera pueda brindarle a tu hijo la misma calidad educativa y estimulación social de una guardería especializada. ¿Pasa mucho tiempo mirando el móvil y poco tiempo jugando con tu hijo? ¿Le cuesta sacarlo a pasear por más que les has pedido que sea parte de su rutina? Son cuestiones que deberás conversar cuidadosamente con ella.

Las niñeras, como cualquier ser humano, pueden enfermarse y faltar muchos días al trabajo. De la misma manera, si vive lejos de tu hogar corres el riesgo de sufrir con su impuntualidad, que te afectará directamente.

Y vosotros, ¿qué habéis elegido?