Claves para vestir en una primera comunión » LetsFamily
embarazo

Claves para vestir en una primera comunión

Elegir el look para una primera comunión tiene sus códigos, tanto si pensamos en la ropa de los niños como si somos los padres o asistimos como invitados. Os proponemos algunas ideas para acertar.

La primera comunión es un día muy especial. Los niños quieren lucir sus mejores galas y el momento quedará inmortalizado en los recordatorios y en las mil fotografías y vídeos que tomaremos ese día. Lo más importante es encontrar una estética que se adapte con naturalidad a nuestro estilo de familia.

Vestidos de primera comunión para niña

Los clásicos vestidos blancos, largos y con vuelo tienen un público eterno, y suelen ser los que más ilusión hacen a las pequeñas. Con el tiempo se han ido incorporando otros tonos a la gama tradicional de marfiles, huesos y blancos rotos y ahora podemos encontrar opciones preciosas en diferentes tonalidades de rosas y grises. También podemos optar por un vestido corto (siempre que la niña esté de acuerdo) o de cortes asimétricos.

El toque de color puede venir de la mano de los complementos: las chaquetitas, los lazos a la cintura y, por supuesto, los detalles para el pelo. Las coronas de flores aportan un aire de romanticismo y son, definitivamente, el tocado de moda para esta ceremonia religiosa.

Trajes de primera comunión para niños

Lo más tradicional es el traje de almirante o el de marinero, en su versión canónica o adaptado en tonalidades y cortes a una estética más actual, pero las opciones alternativas se han convertido en las más aceptadas: una buena camisa y unos pantalones de vestir, trajes con americana, chalecos combinados con los pantalones… En el caso de los niños, los colores tiza (azules, verdes, tostados, grises…) son tendencia y conviven con el blanco y el azul marino de siempre. Las corbatas, los fulares y, sobre todo, las pajaritas son los complementos estrella de la temporada. Y, cómo no, es un día para estrenar zapatos.

¿Y cómo nos vestimos nosotras?

Tanto si eres la madre como si asistes como invitada, recuerda que las primeras comuniones son ceremonias formales, aunque no tanto como una boda. Un vestido coctel con una chaqueta a juego o un versátil traje de chaqueta son las apuestas más seguras, preferiblemente en tonos primaverales o neutros, ya que tanto la ceremonia como la celebración posterior suceden durante el día. Los estampados florales son perfectos para esta ocasión, y acertaremos con medias claras y bolsos tipo clutch o de tamaño mediano. Como en cualquier evento, conviene tener cuidado con los tacones altos si no estamos acostumbradas a ellos. No es un día para grandes escotes, vestidos largos, complementos vistosos ni peinados demasiado elaborados. También debemos descartar las pamelas y los tocados, cuyo uso queda restringido a las bodas. Naturalidad ante todo.

El atuendo del padre y los invitados varones

Un traje de chaqueta azul marino o gris con la camisa en tonos claros, una corbata discreta y unos buenos zapatos es la indumentaria estándar para los señores en las primeras comuniones. Como estamos en primavera, también hay hombres que eligen tonos beige o combinados de pantalón beige y chaqueta azul marino.

Los vestidos de los niños invitados

Los hermanitos, los primos o los amigos del niño que hace la primera comunión deben ir arreglados, pero, como en el caso de los adultos, no tanto como para una boda. Un vestido y una chaquetita de piqué para las niñas y unos pantalones de vestir, camisa y chaqueta a juego o blazer para los niños puede ser suficiente. Prestaremos atención especial a los complementos y el calzado, que debe estar impecable.

Si tienes varios niños, pueden ir coordinados en tejidos y colores; está más de moda que llevarlos a todos vestidos igual.