¿Comer puré? ¡No, gracias! | LetsFamily
embarazo

¿Comer puré? ¡No, gracias!

Comer puré – no gracias. ¿Hasta ayer tu hijo dejaba el plato vacío y hoy rechaza el potito? Aquí tienes algunos consejos que pueden ayudarte a convencer a tu bebé acerca de las ventajas de ingerir alimentos…

Tu bebé primero se tiene que acostumbrar a la consistencia y sabor de los purés, y esto puede suponer una dificultad. Hazlo fácil para el niño:

  • Elige verduras ligeramente dulces, como zanahorias y calabaza.
  • Diluye el puré con un poco de zumo y pásalo por el pasapuré muy fino.
  • Intenta que lo coma después de que gran parte del hambre de tu hijo esté calmada, pero no del todo saciada.
  • Al principio, mezcla un par de cucharadas de leche materna con el puré de zanahoria.
  • Ten paciencia y no te rindas.