Cómo afecta el cambio horario a los niños » LetsFamily
cambio horario en los niños

Cómo afecta el cambio horario a los niños

La madrugada del 28 al 29 de marzo habrá que cambiar de nuevo la hora, a las 2 de la mañana serán las 3. Por lo tanto, con el cambio de primavera lo que hacemos es adelantar una hora los relojes. Esto, que parece un simple gesto sin importancia, en realidad produce cierto malestar durante unos días tanto a adultos como, sobre todo, a los pequeños de la casa. La pregunta es ¿cómo afecta el cambio horario a los niños?

Este año el cambio de hora será especial por dos motivos muy diferentes. Por un lado, parece ser que será el último año que tendremos que cambiar la hora; si los planes siguen como hasta ahora, en 2021 ya no habrá que cambiar la hora del reloj en primavera. Por otro lado, el cambio de hora este año se produce en medio de la crisis del coronavirus, un problema que ha trastocado el día a día de todo el mundo. Antes de esta crisis, llevábamos un ritmo de vida y unos horarios que nada tienen que ver a la rutina que tenemos que llevar en estos momentos en los que debemos permanecer encerrados en casa.

¿Por qué se realiza el cambio de hora?

España, al igual que otros muchos países, llevan a cabo el cambio de hora los últimos domingos de los meses de marzo y de octubre. Si en marzo tenemos que adelantar los relojes, en octubre debemos atrasarlos una hora. La razón por la que llevamos años haciendo este gesto es para reducir el consumo de energía.

¿Cómo afecta el cambio horario a los niños?

No está tan claro que el cambio de hora contribuya a un ahorro de energía en los hogares españoles. Lo que sí tenemos claro es que adelantar o retrasar el reloj una hora produce ciertas alteraciones en el organismo que nos afectan tanto física como psicológicamente. Si bien es cierto que el cambio de hora afecta al reloj biológico de los mayores, son los peques de la casa los que más notan dicho cambio.

Hay cálculos que indican que el niño puede notar el cambio de hora durante los tres días posteriores a que se produzca. Otros estudios dicen que los niños tardan más de una semana en poder volver a recuperar su ritmo habitual.

Al adelantarse el reloj una hora en marzo, los niños duermen una hora menos. Esto provoca alteraciones en el sueño de los pequeños tras el cambio horario. Irritabilidad, cansancio o falta de concentración son algunas de las consecuencias que pueden causar las alteraciones en los patrones de sueño y la modificación del ritmo biológico de los pequeños.

Por su parte, los bebés también se ven afectados por el cambio horario, produciendo en ellos alteraciones en el sueño. Para minimizar los efectos del cambio se recomienda adelantar las tomas del bebé diez minutos cada dos o tres días.

Recomendaciones para disminuir el efecto del cambio horario en los niños:

La principal recomendación para que los niños se adapten de la mejor manera posible al cambio de hora es irles acostumbrando al nuevo horario unos días antes de que llegue. Con una adaptación progresiva de unos 10 minutos al día durante una semana, el niño no notará tanto los efectos del cambio de hora. Este cambio afectará a las principales actividades y rutinas que el niño realiza cada día como la hora de meterse en la cama, la de levantarse y la hora de comer. Incluso actividades secundarias como la hora del baño también pueden irse adaptando de manera progresiva.

También ayuda a que los niños no noten tanto el cambio horario disfrutar de un buen desayuno cada mañana que les aporte la energía necesaria para poder hacer frente al día a día.

El coronavirus y el cambio horario:

Como decíamos al comienzo, el cambio de hora de este año se produce en medio de la crisis del coronavirus. La madrugada del 28 de marzo es cuando se va a llevar a cabo el cambio de hora que nos pillará a todos inmersos en la campaña “quédate en casa”. Tanto niños como mayores pasarán ese fin de semana encerrados en casa para intentar frenar los contagios por coronavirus.

Años atrás, los niños notaban especialmente los efectos del adelanto o del retraso de la hora durante los primeros días de cole tras el cambio. No era raro observar esos días como algunos niños mostraban en las aulas cierta desgana y falta de atención y concentración provocadas por las alteraciones del sueño. Este año, los niños tendrán que pasar esos primeros días tras el cambio horario encerrados en casa y con una rutina muy distinta a la de años anteriores por estas fechas. En esta ocasión, serán los padres quienes tengan que intentar crear unos hábitos de estudio y de ocio en los niños que se adapten al nuevo horario y a la nueva situación.

¡Participa en nuestros sorteos!