Cómo enseñar a tu hijo a reciclar

Comentar: (0)

Compartir:

Cómo enseñar a tu hijo a reciclar

A partir de los tres años, los niños ya pueden empezar a aprender cuáles son los tipos de residuos que existen y cómo reciclar puede servir para cuidar la salud del planeta. Muchos de ellos ya vienen del cole con la lección aprendida, ¡a lo mejor acaban ellos enseñándote a ti!

Cuidar el medio ambiente

Según la edad, hay que explicar a los niños la importancia del medio ambiente. Cuando son más mayorcitos seguramente ya se lo hayan contado en clase, pero si hablamos de niños pequeños, podemos explicarles que hay que cuidar el planeta para que no se ponga malito y que reciclar es una de las cosas que podemos hacer para evitarlo.

El reciclaje comienza en casa, separando el tipo de residuos por colores. Se lo pondremos más fácil a los peques si compramos diferentes cubos para almacenar los distintos tipos de residuos: azul para el papel/cartón, amarillo para los envases, verde para el vidrio y otro para lo demás (en realidad sería naranja para lo orgánico y gris para todo lo demás, pero nadie tiene sitio para tantos cubos en casa, ¿verdad?).

Después, podemos pedirles que nos acompañen a tirar la basura y que nos ayuden a depositar cada residuo en su contenedor correspondiente.

Un hogar “verde”

Pero reciclar nuestros desechos no es lo único que podemos hacer para cuidar en medio ambiente desde casa. En nuestro día a día, también podemos tomar decisiones que afectan al medio ambiente y aprovechar para convertirlo en una enseñanza para nuestros pequeños, por ejemplo:

  • Utilizar bolsas de tela o de papel en lugar de bolsas de plástico (si es así, al menos llevarlas de casa y reutilizarlas varias veces).
  • Elegir productos sin demasiado envoltorio. Por ejemplo, en lugar de comprar seis mini bricks de zumo, comprar una botella y utilizar vasos para beber.
  • No abusar de platos, vasos y cubiertos desechables.
  • Reciclar los papeles que usamos en casa, pintando por ambas caras. Del mismo modo, si tenemos impresora también se aprovechan las dos caras.
  • Usar bombillas de bajo consumo.
  • No dejar las luces encendidas cuando salimos de la habitación ni el agua del grifo correr innecesariamente.
  • Realizar manualidades con botellas, rollos de papel higiénico o cualquier otro objeto cuyo fin fuera terminar en la basura para que los niños vean que se pueda dar nueva vida a los desechos.
  • No tirar la ropa y zapatos que se han quedado pequeños a la basura: ver qué se puede regalar, donar o reciclar.

De excursión

La mejor manera de hacer ver a los niños lo importante que es cuidar el medio ambiente es llevarlos al campo o a la playa, que disfruten de esa experiencia y aprovechar para contarles que es importante que conservemos la naturaleza para que todos podamos disfrutarla. Si podemos participar en un taller de conservación o de reciclaje, mejor que mejor.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados