Cómo escoger la cuidadora adecuada: 5 requisitos imprescindibles » LetsFamily
embarazo
Cómo escoger la niñera adecuada: 5 requisitos imprescindibles

Cómo escoger la cuidadora adecuada: 5 requisitos imprescindibles

¿Qué requisitos debe tener una niñera?

El perfil de cada niñera dependerá de cada caso, independientemente de si son cuidados cortos y específicos o si son de larga duración. Lo que es importante es que toas las candidatas presenten aptitudes que deben primar sobre otras.

Una de ellas es que deben gustarle los niños. No hay nada como hacer un trabajo que te gusta, algo que seguramente también te pasa a ti. Cuando te gustan los niños y tienes formación específica, las cosas se hacen mucho mejor. Se consigue empatizar más con ellos, se tiene más paciencia y todo saldrá mucho mejor cuando se tenga que quedar con los peques durante unas horas o unos días, por ejemplo.

Que tenga experiencia es otro de los requisitos que deberían ser considerados como indispensables para elegir una niñera. Una niñera con experiencia podrá reaccionar ante cualquier clase de situación que pueda presentarse con el niño. Además, con la experiencia, la niñera podrá adaptarse a la perfección a las diferentes necesidades que tenga cada niño, independientemente de si se trata de un bebé o si son niños que necesitan alguna clase de cuidado especial.

Que tenga actitud es otro de los puntos en los que hay que fijarse a la hora de hacer la entrevista a la niñera. Si la chica en cuestión inspira confianza y sobre todo seguridad así como que se muestre implicada en el cuidado y bienestar del niño es algo que hay que tener muy en cuenta. Además, si es de las que no le importa marcharse un rato después de su hora y suele llegar antes, demuestra que se preocupa por su trabajo, por lo que puede ser muy válida para el puesto.

Otro aspecto a tener en cuenta es que sea una persona comunicativa, tanto con adultos, como sobre todo con los niños. A los más pequeños no solo debe saber escucharles sino también comprenderles y ser empática además de tener una comunicación directa y sencilla. La comunicación con los niños debe ser regular y fluida, lo mismo que con los padres, quienes estarán más a gusto si la niñera les informa de cómo está yendo todo en su ausencia.

Para finalizar, no hay que olvidarse que es recomendable que sea una persona con capacidad de organización, que pueda distribuir su tiempo en las diferentes tareas a realizar y que puede hacerse cargo de varios niños a la vez, cubriendo las necesidades de cada uno.