Cómo fortalecer el sistema inmunológico de los niños en tiempos de coronavirus » LetsFamily
sistema inmunologico ninos coronavirus

Cómo fortalecer el sistema inmunológico de los niños en tiempos de coronavirus

 

A estas alturas del año, cuando el otoño llama a la puerta, lo más normal sería que los padres estuvieran preocupados porque los pequeños pudieran pillar un resfriado o una gripe. Sin embargo, este año ha aparecido un nuevo virus que ha cambiado por completo nuestra forma de vivir y buscamos la manera para que ni nosotros ni nuestros seres queridos sufran los estragos del virus. Aunque todavía se desconocen muchas cosas acerca del coronavirus, de lo que sí que nos hemos podido dar cuenta es de que, por lo general, el virus afecta menos a las personas más sanas y saludables. Por esta razón, y con la vista puesta en proteger a nuestros pequeños de esta amenaza, nos hemos preguntado cómo fortalecer el sistema inmunológico de los niños en tiempos de coronavirus. Sin duda, una correcta alimentación, hacer ejercicio y reducir el estrés son tres aspectos importantes para que los niños estén sanos.

Alimentación saludable

Sin duda, para responder a la pregunta de cómo fortalecer el sistema inmunológico de los niños en tiempos de coronavirus tenemos que hablar de la importancia de que nuestros hijos lleven una alimentación saludable.

Pero ¿de qué estamos hablando cuando nos referimos a una alimentación saludable? Con esta expresión nos referimos a la necesidad de llevar una dieta equilibrada que incluya todos los alimentos de la pirámide nutricional con las raciones semanales recomendadas para cada grupo de alimentos. Algunos consejos son:

  • Incluir el consumo diario de cereales, verduras frescas y fruta; y varias veces a la semana legumbres, pescado o carne y frutos secos.
  • Es conveniente el consumo de frutas ricas en vitaminas A, C, E.
  • El pescado es básico en la dieta de los más pequeños, ya que sus nutrientes ayudan a que los músculos y órganos se desarrollen correctamente.
  • Para mejorar las defensas dar a nuestros hijos ofrecerles productos lácteos saludables. Optar por el yogur natural, por ejemplo, en vez de darle batidos.
  • Dar importancia a una correcta hidratación con la ingesta adecuada de agua o zumos naturales.
  • Utilizar alimentos sanos de temporada. Algunos alimentos que encontrarás en otoño son las acelgas, el brócoli, la coliflor o la calabaza. También es una buena época para consumir cremas y purés.
  • Adaptar las cantidades a lo que es conveniente para el niño. No hay que pasarse con el tamaño de las raciones.
  • Prestar especial atención a los alimentos que metes a tu hijo en la mochila para llevar al cole. Mejor pan integral que pan blanco; pavo o jamón cocido que embutido; si quiere dulces, mejor que estos sean caseros y con poco azúcar; y recuerda incluir siempre una pieza de fruta.
  • Eliminar la comida basura y reducir grasas contribuirá a mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico. También evitar el azúcar, los dulces, la bollería y los zumos envasados.

Hacer ejercicio

Otro de los aspectos importantes que contribuyen a que los niños crezcan sanos y fortalezcan su sistema inmunológico es haciendo ejercicio. De hecho, la actividad física no sólo contribuye a que el niño se encuentre mejor físicamente, sino que mental y socialmente tiene muchas ventajas: contribuye a desarrollar su imaginación, les convierte en personas más autónomas y les permite sociabilizar con otros niños, además de que contribuye a que liberen la energía acumulada.

Es importante que los niños jueguen o realicen algún tipo de actividad física al aire libre. Siempre que el tiempo lo permita, conviene alejarlos de las pantallas de la televisión y de los ordenadores y que disfruten un rato de actividades fuera de casa. Si no podemos hacer ejercicio al aire libre siempre podemos dedicar unas horas en casa a hacer un poco de estiramientos, yoga u otro tipo de ejercicios adecuados para los niños. También es importante que, si apuntamos a nuestro hijo a algún deporte, ese deporte se adecúe a la edad del niño.

Te podría interesar:

«Cómo elegir una buena mascarilla antivirus para niños»

Reducir el estrés

Una buena alimentación y hacer ejercicio de manera habitual se convierten en dos aspectos claves para evitar que el niño esté estresado, la tercera de las patas que debemos vigilar para que el pequeño esté bien. Y es que, para que un niño se encuentre sano, es tan importante su bienestar físico como el mental. Niños con problemas de estrés y ansiedad tendrán problemas para dormir y descansar, falta de apetito, problemas digestivos, dificultad de atención en clase y dolores de cabeza, entre otros malestares. También serán niños con más frustraciones, enfados, miedos y con dificultades para relacionarse con los demás.

Por eso, ahora que empiezan el cole y la situación causada por el coronavirus es un tanto especial, es un buen momento para que los padres hablen con los niños de este tema, les transmitan tranquilidad y confianza, y que estén ahí, escuchando, siempre que el pequeño quiera compartir sus miedos y preocupaciones. Estas son algunas pautas para reducir el estrés en los niños:

  • Empezar bien el día: Una casa en la que todo el mundo está corriendo y gritando desde primera hora de la mañana es lo menos indicado para comenzar bien el día.
  • Dar ejemplo al niño: Si los niños ven a los padres alterados, corriendo a todos lados y sin un momento de relax, a ellos también les afectará.
  • No discutir delante de ellos: Esto provocará en el pequeño una sensación de angustia y malestar. Lo que tengan que hablar los padres, mejor en privado.
  • Hacer con ellos actividades relajantes: Aprovechar el tiempo libre que tenemos para salir al campo, dar un paseo o compartir una actividad que nos guste.
  • No sobrecargar al niño de tareas y responsabilidades: Puede que a los padres les guste que su hijo toque el piano y le apunte a clases de piano, pero debemos preguntarnos si eso de verdad le gusta a él y si le estamos dejando el suficiente espacio para sí mismo y para disfrutar de las cosas de niños.
  • Dar importancia al descanso: Reducir las horas que pasan ante las pantallas y que duerman el número de horas adecuadas a su edad contribuirán a que el pequeño esté más relajado y menos estresado.
  • Dieta y ejercicio: Como venimos diciendo todo el artículo, la dieta y el ejercicio son claves para fortalecer el sistema inmunológico de los niños y para reducir el estrés.
¡Sorteamos una sillita de paseo Maxi - Cosi!