Cómo influye la alimentación en el rendimiento escolar » LetsFamily
La alimentación influye en el rendimiento escolar

Cómo influye la alimentación en el rendimiento escolar

Algo que preocupa a los padres son aquellas causas que provocan que el rendimiento del niño en el colegio suba o baje. Por eso, una de las preguntas que se hacen es cómo influye la alimentación, entre otros aspectos, en el rendimiento escolar.

¿Qué es comer sano?

A esta pregunta respondió un estudio realizado por el Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias. El estudio fue realizado a través de encuestas online a 1.038 familias españolas con hijos de 3 a 12 años.

 

Cuando hablamos de “dieta saludable” o “comer sano” a veces surge la pregunta, ¿y qué es comer sano? Se considera que un niño tiene una alimentación equilibrada cuando su dieta incluye, en su día a día, el consumo de fruta natural y verduras frescas y, al menos una vez a la semana, el de legumbres, pescados y frutos secos; incluyendo el aceite de oliva como aliño habitual y el agua como bebida principal.

 

Rendimiento escolar

Teniendo en cuenta estos criterios, el estudio refleja cómo influye la alimentación en el rendimiento escolar y otros datos relevantes:

 

  • Un 32% de los alumnos españoles saca un excelente en lenguas y/o ciencias, pero este porcentaje asciende al 46% entre aquellos que siguen una alimentación saludable.
  • Sólo 4 de cada 10 alumnos está contento con sus notas mientras que, entre los que comen bien, son 6 los que se muestran satisfechos.
  • Al 84% de los alumnos que come de forma equilibrada no le cuesta ir a clase.
  • Un 11% de los padres reconoce que sus hijos están estresados con los estudios.
  • Solo el 28% de los niños está muy contento con sus tareas escolares; un porcentaje que llega al 42% entre aquellos que siguen una dieta equilibrada.
  • Sólo el 37% de las familias asegura estar muy de acuerdo con que los pequeños tienen tiempo suficiente para hacer los deberes. Este porcentaje llega al 45% entre los que comen equilibradamente.

 

Otros factores

A la hora de analizar estos datos hay que tener en cuenta que no se puede separar la alimentación del conjunto del estilo de vida de la familia. Por ejemplo, unos padres que se preocupan por que su hijo coma sano, también prestarán atención a su rendimiento escolar, y esto podría afectar a sus calificaciones.

 

En este sentido, “independientemente de otros factores que inciden en este desarrollo como la genética o el ámbito socioeconómico, es muy importante que, además del bienestar emocional, el niño disponga de una dieta saludable con todos los nutrientes que contribuyen a este proceso cognitivo que determina la capacidad de concentración, atención o memoria y el aprendizaje”, comenta Rafael Casas, psiquiatra y experto en promoción de hábitos de salud y en obesidad infantil. Sin embargo, lo más importante es que los padres den ejemplo con una alimentación y unos hábitos de vida saludables.