Cómo prevenir el raquitismo infantil » LetsFamily
embarazo

Cómo prevenir el raquitismo infantil

En este artículo vamos a explicarte con detalle en qué consiste el raquitismo infantil y cómo prevenirlo.

El raquitismo infantil es un trastorno que se encuentra prácticamente erradicado en los países del primer mundo, pero que aún suele verse con frecuencia en niños que viven en la pobreza, incluso en nuestro país. Se trata de un trastorno causado por una falta de vitamina D, calcio o fósforo. Esto lleva a un reblandecimiento de los huesos de forma anormal en los niños. Si no se llega a tratar a tiempo, puede dar lugar a deformaciones de por vida.

En este artículo vamos a explicarte con detalle en qué consiste el raquitismo infantil y cómo prevenirlo.

Síntomas del raquitismo infantil

Es muy difícil detectar esta afección durante su primera fase, ya que muchos niños no presentan ningún síntoma. Los primeros síntomas de alerta suelen ser calambres, tics nerviosos y contracciones espasmódicas de las extremidades. El lactante con raquitismo puede presentar dificultades para aprender a sentarse, gatear o caminar, debido a la debilidad y el dolor.

El tipo de deformidad ósea que se produzca dependerá de la edad del niño. Si la enfermedad aparece antes de que el niño camine, la columna vertebral podría encorvarse de forma anormal. Además, los niños con raquitismo son más propensos a las fracturas y sus dientes tardan más en crecer.

Si observas síntomas de raquitismo en tu hijo, consúltalo con tu pediatra lo antes posible.

Cómo prevenir el raquitismo infantil

La mejor forma de evitar y prevenir el raquitismo en tus hijos es cuidando la alimentación de los pequeños. Procura que sigan una dieta equilibrada que contenga alimentos ricos en vitamina D y calcio. La leche y los productos lácteos son una de las mejores fuentes.

Los niños también deben exponerse al sol y jugar al aire libre en cualquier época del año, para producir la vitamina D en la propia piel. Siempre utilizando la protección solar adecuada.