Cómo transmitir a los niños el valor de la tolerancia

Comentar: (0)

Compartir:

tolerancia- niños

Seguro que queremos que nuestros hijos sean tolerantes y respetuosos. Pues la mejor manera de hacerlo es predicar con el ejemplo. En el Día Mundial para la Tolerancia reflexionamos sobre como inculcar estos valores a los pequeños de la casa.

¿En qué consiste la tolerancia?

Para definir lo que entendemos por tolerancia acudimos a las palabras de la ONU, que la considera “el respeto, la aceptación y el aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro mundo”. El imperativo de fortalecer lo tolerancia es tan importante que está en la base de la Carta de las Naciones Unidas y se ha establecido el 16 de noviembre como Día Internacional para la Tolerancia.

 

Un cambio de mentalidad

En las últimas décadas en España (un país tradicionalmente de emigrantes) hemos vivido la experiencia de la inmigración y nuestros hijos se verán beneficiados de un ambiente en su colegio mucho más cosmopolita del que hemos tenido nosotros. Rara es la clase donde no hay un alumno cuyos padres (o él mismo) provengan de otros lugares del mundo, una oportunidad única para realizar actividades que den a conocer la cultura de sus lugares de origen además de trabajar con valores como el respeto a la diferencia.

 

¿Cómo enseñarla a los niños?

En casa también podemos inculcar a nuestros hijos estos valores y, lo primero, es predicar con el ejemplo:

  • No hacer comentarios despectivos: Los niños son esponjas y, durante sus primeros años, modelan su conducta en función de lo que ven en casa. Si nuestra actitud es de miedo a lo desconocido (y por tanto, sentir desprecio o rechazo) es exactamente así como nuestros hijos se van a comportar.

  • Dar explicaciones sencillas: Explicar la diferencia con palabras sencillas, sin tabúes, es la mejor manera de que los niños entiendan que hay muchos tipos de realidades y todas son igual de respetables.

  • Dar oportunidad a aprender nuevas celebraciones o tradiciones: Relacionarnos con personas procedentes de otras culturas y sumarnos de manera puntual a sus tradiciones (o invitarlos a las nuestras) es una manera excelente de enriquecer el mundo de nuestros pequeños.

  • Fortalecer su autoestima: Los niños felices y seguros de sí mismos son más propensos a respetar las diferencias que los que crecen en un ambiente en el que no son valorados.

  • También en casa: Cada miembro de la familia es diferente y eso no tiene por qué ser malo... ¡somos un equipo!

  • Viajar con los niños: Si tenemos la posibilidad de viajar a un país de idioma y costumbres diferentes a las nuestras, es una ocasión ideal para enseñar respeto a la diferencia.

  • Cuentos y películas: Elige historias que estén protagonizadas por niños de diferentes partes del mundo o bien películas que muestren culturas diferentes a la nuestra y aprovecha para despertar su curiosidad y hablar con respeto y admiración de esas costumbres que pueden parecer tan “extrañas” a nuestros ojos.

 

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies