Consejos para que papá se convierta en Papá Noel

Comentar: (0)

Compartir:

¿Tus hijos, tus sobrinos o tus nietos están ilusionados con recibir la visita de Papá Noel estas Navidades? Si es la primera vez que te disfrazarás, he aquí algunas recomendaciones para que todo salga estupendamente y la Nochebuena sea realmente mágica.

Consigue un disfraz realista      

Los niños son pequeños, pero no tontos. Por el contrario, son sumamente observadores y estarán prestando atención especial a tu atuendo. Invierte en el alquiler de un disfraz de buena calidad, incluyendo una barriga postiza que no sea exageradamente grande (pues si tus brazos y piernas siguen siendo esbeltos y la barriga es demasiado prominente, esto también resultaría sospechoso). Recuerda incluir gafas de medialuna, un gorro y una barba bien espesa que oculte tus facciones. Pero además, ten en cuenta esconder aquellos detalles que te delatarían, como el reloj de pulsera.

Escoge bien el momento

Lo mejor es que la llegada de Papá Noel sea sorpresa, ya que si los niños saben de antemano que vendrá, no querrán comer ni quedarse sentados, ni participar de otras actividades. En cambio, si escuchan los cascabeles y te ven llegar de improviso, resultará un momento maravilloso e inolvidable. Es preferible que la llegada no sea demasiado temprano, para que todos puedan terminar su cena, pero tampoco lo dejes hasta último momento, cuando los niños más pequeños ya estén demasiado cansados o directamente dormidos.

Mantente siempre en el papel

Esta fiesta es para los niños, no para ti. Mientras seas Papá Noel, procede únicamente como lo haría el verdadero Papá Noel. No te escabullas a la cocina para beberte una cerveza, no hagas bromas dirigidas a otros adultos de la fiesta ni te fumes un cigarro. Limítate a actuar como tus hijos están esperando que Papá Noel actúe.

Sé discreto en tu salida y tu regreso

Si quieres que tus hijos conserven por mucho tiempo la ilusión de que realmente conocieron a Papá Noel, participa de la fiesta con tu ropa habitual y escabúllete sin hacer alboroto. Cuando termine tu acto, regresa sin hacer demasiados comentarios. La idea es que los niños no lleguen a notar tu ausencia. Incluso puedes aprovechar las ventajas de la tecnología y utilizar editores de imágenes para que en alguna de las fotografías con Papá Noel aparezcas tú en el fondo, como si jamás te hubieses ido.

El consejo más importante es que te diviertas. Estás creando un recuerdo imborrable en la infancia de tus hijos, seguramente recordarán con mucha alegría y emoción estas Navidades. ¡Disfrútalo con ellos!

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados