Deportes de ruedas: bici, patines, monopatín » LetsFamily

Deportes de ruedas: bici, patines, monopatín

A los niños les encantan los deportes sobre ruedas. Desde las primeras motos de bebés hasta las bicicletas, los patines o el longboard recorren un largo y trepidante camino.

El ejercicio sobre ruedas aporta a los niños y niñas coordinación, agilidad, resistencia y seguridad en sí mismos, mejora su sentido del equilibrio y les ayuda a fortalecer el corazón y las piernas, además de proporcionarles otra forma de juego y diversión, en solitario y con otros niños.

Recuerda que es necesario adoptar las medidas de seguridad pertinentes: siempre es importante elegir  un calzado que les permita frenar y manejarse bien con el vehículo. Para montar en bici es importante el casco, y parta patinar, además, las rodillerascoderas y muñequeras.

Moto de ruedas anchas. Pueden usarlas bebés a partir de los 12-18 meses, siempre que sepan andar con soltura y lleguen con los pies al suelo. Posiblemente es el primer “vehículo” de ruedas que utilizan los niños, y es la precursora de la bicicleta. Aún no tienen pedales y poseen una gran estabilidad. Con ellas el niño se va familiarizando con la postura, el funcionamiento del manillar, etc.

Bicicleta sin pedales o bici de equilibrio. Suelen recomendarlas a partir de los 2 años. Es más ágil y más alta que las motos. Conviene elegir un modelo ligero, para que el niño no se canse y terminemos cargando nosotros con ella, aunque hay que reconocer que los niños en seguida adquieren práctica con ella y se sueltan. Se maneja como una bici normal, solo que se impulsa con los pies en el suelo, no con pedales, y se frena con los pies. Algunas incorporan un pequeño freno en los mani9llares para que los niños se vayan acostumbrando al mecanismo.

Triciclo. A partir de los 3 o 4 años. Una alternativa a la bici sin pedales. El niño va adquiriendo fuerza y coordinación y aprendiendo a dar a los pedales. Muchos incluyen la posibilidad de engancharles un palo que permite a los padres empujar al niño si se cansa de pedalear, por lo que a partir de cierta edad puede servir como alternativa al carrito en algunas situaciones.

Bicicleta con pedales. La edad a la que empiezan a usar estas bicis depende de la trayectoria del niño: si lleva tiempo manejando una bici sin pedales y ya sabe mantener bien el equilibrio levantando los pies del suelo, frenar, girar, controlar la dirección, etc. puede que con 4 años esté preparado ya para su bici de pedales. En esos casos, no suelen necesitar ni ruedines. Si no tienen esa práctica, suelen comenzar más tarde.

Patinete. Los hay para niños desde los dos años hasta para adultos. Es importante elegir un modelo adaptado a la edad, la altura y el peso del niño. Para los más pequeños y para iniciarse son mejores los de tres ruedas. Los patinetes de dos ruedas se recomiendan para niños a partir de los 5 o 7 años, que ya saben desplazarse, aunque hay que elegir un modelo adaptado a la edad del niño (para los más pequeños las ruedas son más anchas).

Patines. La edad de iniciación se suele situar alrededor de los 6 años, aunque hay niños con un desarrollo motor y un sentido del equilibrio excelente que comienzan a los 4 y medio. Como referencia, en muchas escuelas de patinaje no admiten a niños menores de 5 o 6 años.

Monopatín (skateboard/longboard): A partir de los 4 años. Si tu hijo va a comenzar tan pequeño conviene que la tabla sea ancha y los rodamientos no adquieran mucha velocidad. Es importante un asesoramiento especializado para elegir una tabla que se ajuste a las necesidades del niño y al uso que le vayáis a dar, porque no se usan las mismas tablas para desplazase que para hacer figuras y piruetas.