Educación infantil: Aprender a ser autónomos » LetsFamily

Educación infantil: Aprender a ser autónomos

En torno a los tres años, nuestros hijos irán por primera vez al colegio. Independientemente de que hayan ido antes a la guardería o no, este paso supone para ellos un cambio enorme.

La elección del centro de nuestros hijos es probablemente una de las decisiones más importantes que tomaremos durante los primeros años de vida. Dedicarán la primera etapa en el colegio, fundamentalmente, a ser más autónomos y a integrar un buen montón de normas que les enseñarán a jugar y a relacionarse en un grupo amplio de niños.

La Educación Infantil es la etapa educativa que atiende a los niños desde el nacimiento hasta los seis años con la finalidad de contribuir a su desarrollo físico, afectivo, social e intelectual. Se ordena en dos ciclos: el primero comprende hasta los tres años; el segundo, que es gratuito, va desde los tres a los seis años de edad.

Aunque es de carácter voluntario, este segundo ciclo se ha generalizado en toda España y en la actualidad prácticamente el 100% de los niños de 3 a 6 años acuden al colegio de manera gratuita. La escolarización temprana se considera un gran logro que incidirá positivamente en la mejora del rendimiento escolar futuro.

En los dos ciclos de la Educación Infantil se atiende progresivamente al desarrollo afectivo, al movimiento y a los hábitos de control corporal, a las manifestaciones de la comunicación y del lenguaje, a las pautas elementales de convivencia y relación social, así como al descubrimiento de las características físicas y sociales del medio. Además se propicia que los pequeños tengan una imagen positiva y equilibrada de sí mismos y adquieran autonomía personal.

Con tiempo y paciencia los maestros consiguen grandes logros a través de actividades cotidianas. Por ejemplo, dedicar el tiempo que sea necesario a abrocharse los botones del “babi” es una manera de ejercitar la psicomotricidad fina de los niños. Es importante que toda esa autonomía que se alienta en el colegio, se favorezca también en casa. A diario, llegar puntual al colegio puede ser complicado y no tenemos el tiempo que ellos necesitarían para realizar determinadas tareas por ellos mismos, pero las tardes y sobre todo los fines de semana son un momento estupendo para que adquieran hábitos como vestirse y comer solos.

Es recomendable que al comenzar la Educación Infantil el niño ya no tome biberón, y que controle esfínteres.

Educación infantil

La Educación Infantil contribuirá a desarrollar en las niñas y niños las capacidades que les permitan:

  • Conocer su propio cuerpo y el de los otros, sus posibilidades de acción y aprender a respetar las diferencias.
  • Observar y explorar su entorno familiar, natural y social.
  • Adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales.
  • Desarrollar sus capacidades afectivas.
  • Relacionarse con los demás y adquirir progresivamente pautas elementales de convivencia y relación social, así como ejercitarse en la resolución pacífica de conflictos.
  • Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión.
  • Iniciarse en las habilidades lógico-matemáticas, en la lecto-escritura y en el movimiento, el gesto y el ritmo.

En el momento que tu hijo entra en el colegio, el colegio entra también en casa. Las alegrías, las penas, las preocupaciones y los retos tienen en muchos casos al colegio como protagonista. Los padres, junto con los profesores y los alumnos, forman la comunidad educativa. Cada uno tiene su papel y su responsabilidad pero cuanto más comprometidos estén cada uno de ellos mejor. Lo deseable es que familia y escuela caminen siempre en la misma dirección.