El calendario escolar europeo, ¿buen o mal sistema?

Comentar: (0)

Compartir:

Hace unas semanas, con el inicio del curso escolar, volvía a ponerse sobre la mesa un asunto importante sobre educación infantil. Se trataba del calendario escolar, que ya abrió un debate en nuestro país hace tiempo, cuando Cantabria estableció un sistema de vacaciones para los niños de la comunidad autónoma diferente al del resto del país. El Boletín Oficial de Cantabria publicó ese calendario el pasado mes de junio, por lo que este es el primer curso en que se seguirá. Se basa en las mismas pautas que el calendario europeo: una semana de vacaciones cada dos meses. Esa primera semana de vacaciones de la que no disfrutarán los colegios de otras comunidades tendrá lugar en unos días, a principios de noviembre. Los padres siguen situándose en los dos lados de la balanza. Estos son los argumentos que esgrimen para posicionarse a favor o en contra.

A favor

Las voces a favor de que los niños españoles tengan un descanso antes de Navidad como los alumnos de Francia, Alemania, Inglaterra o Finlandia dicen que los niños también necesitan desconectar, descansar de los libros y regresar con la mente dispuesta a aprender a la vuelta de ese descanso. Y creen que para poder hacerlo, lo lógico es que los períodos de actividad no sean muy largos. El calendario europeo divide el curso en cinco períodos lectivos, y establece vacaciones en noviembre, Navidad, Carnaval, Semana Santa y verano. En cuanto a las dificultades para conciliar y que los niños estén atendidos durante las vacaciones, los defensores de este calendario recuerdan que tienen los mismos días lectivos, solo que repartidos de diferente manera, por lo que los padres tendrán los mismos problemas teniendo un calendario u otro, a lo que añaden que el colegio está para educar, no para solucionar los problemas de horarios de los padres ni tampoco para sustituirlos.

En contra

Las voces en contra dicen que con este calendario se interrumpe el ritmo de la educación infantil y que a los niños les cuesta mucho volver a retomar la rutina tras tantos descansos. También aparece en el debate el tema de la conciliación, ya que aunque se tengan los mismos días lectivos, no todos los padres pueden coger sus vacaciones cuando deseen. El Gobierno regional de Cantabria ya anunció que tenía previsto programar actividades en los centros durante esos días de vacaciones no previstos antes en el calendario para facilitar la conciliación a los padres, pero esa medida no acaba de convencer a todos. Otra queja es que habituamente hay más deberes en períodos de vacaciones, y al estar esos períodos de descanso más divididos se presupone que aumentará la cantidad de tareas para hacer en casa. 

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies