La importancia del cuidado de los ojos en los niños » LetsFamily
el cuidado de los ojos en los niños

El cuidado de los ojos de los niños

Hay dos aspectos para tener en cuenta cuando hablamos de la salud visual de los más pequeños: el cuidado de los ojos de los niños y, si fuera necesario por problemas de visión, el elegir unas lentillas adecuadas para ellos. Para el primero de ellos, es importante seguir unos consejos que eviten enfermedades oculares. Para el segundo, además de buscar buenos precios en lentillas, estas tienen que ser de calidad y de fácil uso para los niños.

Y es que parece que, sin darnos cuenta, a veces nos preocupamos más por asuntos menos importantes que por temas que tienen que ver con nuestra salud y la de nuestros hijos. Por poner un ejemplo, ¿Cuánto tiempo dedicamos a tener el coche a punto y cuánto dedicamos al cuidado de nuestros ojos y los de nuestros hijos? ¿Por qué estamos pendientes de la fecha en la que tenemos que pasar la ITV, e incluso apuntamos la fecha en el calendario, pero rara vez nos acordamos de dejar un hueco en nuestra agenda para realizar una revisión con el oftalmólogo?

Conocer aquellas señales que nos dicen que nuestro hijo puede tener un problema visual, realizar revisiones periódicas con el especialista, seguir una serie de consejos para la protección y el cuidado de los ojos de los niños y, en el momento que las necesite, usar unas lentillas adecuadas y de calidad, serán algunos de los pasos a seguir para que nuestro hijo pueda disfrutar de una buena salud visual. Además, hay que tener en cuenta que en estos tiempos en los que los niños se pasan casi todo el tiempo encerrados en casa por el confinamiento, el cuidado de los ojos es más importante que nunca.

Consejos para el cuidado de los ojos de los niños

Estar atento por si hubiera señales que nos indicasen que el niño tiene problemas de visión

Hay ciertas señales que nos indican que el niño puede estar teniendo problemas de visión. Algunas de ellas son que guiñe mucho los ojos, que se acerque demasiado a la televisión cuando la está viendo o a un libro cuando está leyendo, dolores habituales de cabeza, ojos enrojecidos, picores continuos de ojos o que vea borroso.

Acudir con él al oftalmólogo una vez al año

Si apreciáramos algunos de los síntomas que hemos visto en el punto anterior en nuestro hijo es importante acudir al oftalmólogo. Incluso si no hubiera síntomas y su visión fuese buena, conviene que acudamos a una revisión con el oftalmólogo una vez al año. Lo más probable es que cuando termine el confinamiento muchos niños presentarán problemas de visión tras pasar tantos días encerrados en casa. Una visita al oftalmólogo cuando finalice esta situación será importante para descartar posibles problemas oculares.

Seguir una alimentación que ayude a que el niño tenga una mejor visión

Ya nos decían las abuelas aquello de que hay que comer muchas zanahorias porque son buenas para la vista. Y cuando una abuela dice algo, es 100 % seguro que tiene razón. Así es, se recomienda que en la dieta de los niños se incluyan alimentos ricos en vitaminas A, C y B6. Algunos alimentos buenos para la vista son las zanahorias, las cebollas, los espárragos, el brócoli, los arándanos o los albaricoques. También es importante una correcta hidratación.

Aprovechar la luz natural

Sabemos que esto no es fácil en la situación actual de confinamiento. Si tenemos terraza o jardín, conviene que el niño juegue largos ratos fuera de casa y aproveche la luz del sol. Si no tenemos jardín, sería recomendable que el pequeño mirase de vez en cuando por la ventana a lugares que están lejos, ya que dentro de la casa la visión se limita a las cuatro paredes.

Relajar la vista cada cierto tiempo

Otro de los consejos para cuidar de nuestra salud visual es relajar la vista. Mirar hacia otros lugares distintos a donde tenemos el foco puesto, cerrar los ojos de vez en cuando, o darnos pequeños masajes alrededor de los globos oculares nos ayuda a que los ojos descansen.

Leer y hacer los deberes con luz natural

Este es uno de los puntos que menos solemos tener en cuenta. El lugar en el que estudie nuestro hijo tiene que estar orientado hacia espacios donde entre luz natural y la habitación debe estar bien iluminada. Es preferible que estudie o lea durante el día con luz natural que por la noche con luz artificial. Nunca leer acostado y con una lámpara que emita poca luz.

Tener cuidado de que no pase muchas horas delante de la televisión o el ordenador

¡Cuántas veces habremos dicho a nuestros hijos aquello de “te vas a comer la pantalla de la televisión”! Y es que cuando los niños disfrutan viendo un programa no se dan cuenta de lo cerca que se ponen a veces de la pantalla. Hay que limitar las horas de televisión para los pequeños a dos horas como máximo y es preferible que la televisión la vean durante el día. Si hablamos del ordenador, conviene que el pequeño haga pausas de vez en cuando para que los ojos descansen y limitar también su uso. En estos tiempos en los que a causa de la cuarentena el consumo de horas de televisión y de videojuegos se ha disparado, sería interesante buscar otras alternativas para que los pequeños se diviertan.

Que no se toque o se restriegue los ojos con las manos sucias

Seguro que algún padre ha estado al borde del infarto ante la siguiente situación: niño coge algo que estaba tirado en el suelo – padre o madre le dice que lo tire – niño tira lo que tenía en la mano y a continuación se restriega los ojos. Enseñar a los niños desde que son pequeñitos que esto no se debe hacer y el lavado de manos son dos métodos sencillos para evitar que nuestro hijo pueda tener una infección ocular.

Elegir lentillas de calidad y enseñar al niño a usarlas correctamente

Hay que tener en cuenta que los niños ya pueden usar lentillas a partir de los 5 o 6 años, y que con las lentillas no se corre peligro de pérdida u olvido como puede pasar con las gafas. Además, a partir de los 10 años los niños prefieren las lentillas a las gafas por un tema estético. Eso sí, a los más pequeños hay que enseñarles a hacer un buen uso de las lentillas desde el primer día que las utilicen. Te recomendamos visiondirect.es donde podrás encontrar lentillas con importantes descuentos sin renunciar a la calidad ¡Disponen de todas las marcas!

Ser un ejemplo para ellos

El niño tiene en sus padres un referente e imitará muchas de las conductas de estos. Por eso, si tu hijo ve que tú pasas muchas horas frente a la pantalla del ordenador, acabará haciendo lo mismo. Si los padres cuidan su vista, es seguro que los niños seguirán sus pasos.