El encaje de bolillos cuando los niños no tienen colegio — Lets Family

El encaje de bolillos cuando los niños no tienen colegio

Cuando la jornada es intensiva en el colegio, pero sobre todo, cuando los niños tienen vacaciones escolares, la famosa conciliación es más complicada todavía.

Cuidadoras, campamentos… Cuando los padres trabajan fuera de casa y no hay familiares que puedan ocuparse de los pequeños, las soluciones implican un desembolso económico que no todas las familias pueden hacer.

La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España lleva años reivindicando una mayor implicación por parte de las empresas y de las administraciones para facilitar que las familias puedan atender mejor a sus hijos. “Se trata de una cuestión, ha dicho José Luis Casero, presidente de Arhoe, que está contemplada en el Informe de la Subcomisión de Igualdad del Congreso de los Diputados del 25 de septiembre de 2013 pero solo eso: contemplada”. En su opinión es una cuestión que se debe resolver dentro del ámbito familiar-empresarial-escolar, pero siempre teniendo en cuenta que lo primero es el interés del niño.

Y las vacaciones no son el único momento en el que los padres se llevan las manos a la cabeza. Sino, todos esos días no lectivos, pero laborables. O las semanas de junio y septiembre en las que la jornada en los colegio es diferente.

En cada casa existen unas circunstancias económicas y familiares diferentes, que hacen que en cada caso los recursos sean distintos. ¿Cómo te organizas tú? ¿Pides ayuda a familiares y amigos? ¿Recurres a campamentos? ¿O contratas temporalmente a alguna cuidadora? Cuéntanos cuál es tu formula para tu particular encaje de bolillos.