Ideas para que los niños se diviertan en casa » LetsFamily
ideas niños diviertan en casa

Ideas para que los niños se diviertan en casa

De repente, el coronavirus lo cambió todo. También la rutina de los más pequeños. Los coles ahora están vacíos, los parques infantiles sin niños y por las calles no vemos a los peques correteando. Toca quedarse en casa y reinventarse. Y para aquellos que tienen hijos, les toca sacar su lado más creativo y pensar en ideas para que los niños se diviertan en casa mientras dure el confinamiento por el coronavirus. Aquí van algunas ideas para que los niños y los mayores jueguen mientras están en casa sin poder salir.

 

Juegos de construcciones

Crear construcciones con cosas de casa: Los peques pueden utilizar sillas, mantas, almohadas, ropa o cojines para construir una casa o un castillo.

Hacer torres con juegos de construcción: Si tenemos juegos de construcción en casa podemos jugar a ver quien hace la torre más alta. También se pueden utilizar otros artículos como vasos de plástico.

 

Actividades para fomentar la creatividad

Cuentacuentos: Una actividad perfecta para antes de ir a dormir es que el padre o la madre lean un cuento a los niños. Serían ideales los libros tipo “un cuento para cada día”.

Escribir una historia con palabras que se sugieran: El papá o la mamá dicen 5 palabras y los niños tienen que inventarse una historia en la que estén incluidas esas 5 palabras. El juego puede ser oral o escrito.

Hacer teatro: Elegir un cuento o historia que toda la familia conozca y representarla con los peques. Quién sabe si tenemos un pequeño gran actor o actriz en casa.

Hacer manualidades: Otro de los clásicos. Cuanto mayor creatividad y destreza con el papel, la tijera y el pegamento tengan los pequeños, mejores serán las obras de arte resultantes.

Hacer papiroflexia: Un pájaro, un barco o un avión. Una forma de pasar el tiempo con los niños es haciendo figuras con papel. No encontrarás nada más barato.

Hacer experimentos: Podemos buscar en youtube ideas para hacer experimentos sencillos y seguros e intentar reproducirlos. Pueden ser con alimentos o con utensilios cotidianos que utilizamos en nuestra vida diaria.

Crear tu propio puzle: Se hace un bonito dibujo en una cartulina y se recorta en varios trozos. Más tarde, los niños tendrán que conseguir montar el dibujo de nuevo.

Escribir un diario: Estamos viviendo días muy especiales por causa del coronavirus. Los niños pueden dedicar unos minutos al día a escribir un diario donde recojan como están viviendo esta situación tan particular.

Escribir postales: Al igual que con el diario, podemos escribir cada día una postal y una carta que se las daremos a los seres queridos una vez que podamos verlos de nuevo. Así, los niños tendrán en su cabeza a amigos y familiares que no pueden ver estos días.

Juego de la inicial: Un miembro de la familia dice una letra y el resto de la familia tiene que escribir un nombre de animal, uno de ciudad, uno de comida y un oficio por esa letra (por ejemplo, por la B podríamos decir “burro – Barcelona – bacalao y barrendero”.

Pintar huevos y esconderlos por la casa: Algo típico de la Semana Santa es esconder huevos de pascua, pero este año no sabemos como vamos a poder pasar esos días de Semana Santa. Podemos aprovechar estos días encerrados para pintar huevos y esconderlos en el jardín de casa.

Hacer dibujos con el dedo o la mano: Esta actividad gustará a mucho a los peques porque a todos los niños les encanta mancharse. Se trata de mancharse el dedo o la mano con pintura y hacer dibujos creativos en un papel. Quizás los pequeños creen la obra maestra del siglo XXI.

 

Actividades relacionadas con moda y belleza

Sesión de fotos familiar: Hay que distribuir los roles. Un miembro de la familia es el fotógrafo, otro el estilista y otro el modelo. Hay que ser original con las poses. Después vemos el resultado todos juntos.

Jugar a disfrazarse: A todos los niños les encanta disfrazarse. Ropa vieja o telas viejas. Todo vale para ganar el premio al mejor disfraz de la casa.

Ronda de belleza y masajes: ¿Por qué no aprovechar estos días que tenemos que estar encerrados en casa para mimarnos los unos a los otros con una sesión de belleza o con una ronda de masajes?

 

Juegos de movimiento

Juego de las cuatro esquinas: En una habitación despejada de muebles, cuatro niños ocupan cada una de las esquinas de la habitación. Otro niño se la queda en el medio. El juego consiste en que los que están en las esquinas tienen que intercambiar la posición y el que se la queda en medio tratar de ocupar una de esas esquinas. La rapidez para cambiar de esquina es fundamental.

Juego del objeto escondido: Una de esas ideas sencillas para que los niños se diviertan en casa es el típico juego de esconder algo en casa y que los demás lo busquen siguiendo las pistas de “frío” o “caliente”.

 

Haciendo deporte en casa

Gimnasia en casa: Para mantenerse en forma mientras dure la cuarentena, lo ideal es que los niños practiquen gimnasia en casa siguiendo unas rutinas de ejercicios que los papás pongan cada mañana.

Hacer una guerra de almohadas: Parece que no, pero en una guerra de almohadas se libera mucha energía y se queman muchas calorías.

Partido de voleibol: Despeja una habitación y utiliza unas sillas como red. Con un globo podréis disputar unos partidos de voleibol super-emocionantes.

 

Chefs en la cocina

Cocinar platos fáciles: Podemos aprovechar estos días confinados en casa para enseñar a los niños a cocinar platos sencillos (siempre con la vigilancia de un adulto). Podemos comenzar con un simple plato de pasta, un sándwich o una apetitosa ensalada.

Hacer recetas divertidas: Si los padres tienen algo más de destreza en la cocina, podemos dejar volar nuestra imaginación y crear platos divertidos. ¿Qué tal unas galletas con forma de animales o unas magdalenas decoradas con alegres colores?

 

Para las futuras estrellas

Karaoke familiar: Tan simple como buscar canciones por todos conocidas en youtube o en otros canales y, por turnos, ir cantando las canciones. Pierde el que más desafine 😊

Hacer mímica: Se escriben varios nombres de series o películas en unas tarjetas. Mediante mímica trataremos de conseguir que el resto de la familia acierte la película que estamos representando.

Concurso “Tu cara me suena”: ¿Y si imitamos a cantantes al estilo del programa de televisión “Tu cara me suena”? Elige un cantante y consigue parecerte lo más posible al cantante original.

Doblar películas: Seguro que con esta actividad os echaréis unas risas. Elegir una película, bajar a tope el volumen de la tele y crear los diálogos más locos y divertidos que se os ocurran.

 

Juegos tradicionales

Juegos de mesa de toda la vida: ¿Quién no tiene en casa un parchís o un dominó? Es el momento de sacarlos del trastero y echar largas partidas.

Jugar a las canicas o a las chapas: Dos de los juegos de nuestra infancia que quizás los pequeños no conocen y que podemos enseñarles estos días. Mejor si tenemos un pequeño jardín donde poder jugar.

 

Juegos de cartas

Juego de las parejas: Se ponen todas las cartas de la baraja extendidas en la mesa boca abajo y hay que ir levantando dos cartas en cada turno. El objetivo es conseguir encontrar dos cartas iguales (dos cincos, dos caballos…). Gana el que más parejas haya hecho al final de la partida.

Juego de los animales: Cada miembro de la familia elige un animal. Se van repartiendo las cartas una por una boca arriba. Cuando coincidan que dos personas tienen dos cartas iguales (por ejemplo, dos sotas), cada uno tendrá que hacer el ruido del animal del contrario.

 

Jugando con las palabras

Palabras encadenadas: Uno de los juegos de palabras más conocidos. Por turnos, un miembro de la familia dice una palabra y el siguiente tiene que decir una nueva palabra que comience con el final de la otra. Por ejemplo, si alguien dice la palabra abe-ja, el siguiente puede decir ja-món y el siguiente mon-te. Pierde el que no sepa continuar con la cadena.

Palabra intrusa: Alguien de la familia escribe 10 palabras. 9 de ellas tienen relación de algún tipo, pero hay una que no tiene ninguna relación. El resto de la familia tiene que descubrir la palabra intrusa.

Ampliar las palabras: Comienza un miembro de la familia diciendo una palabra de 3 letras, el siguiente deberá decir una de 4 letras, el siguiente de 5 y así sucesivamente. Pierde aquel que no encuentra una palabra con el número de letras que le corresponde.

Recordar las palabras: Por turnos. Alguien dice una palabra. La siguiente persona tiene que decir esa palabra y una nueva. El siguiente deberá decir las dos que ya se han dicho y una propia. Pierde aquel que olvida alguna palabra ya dicha.

 

Juegos visuales y de memoria

¿Qué objeto falta?: El juego consiste en mirar durante un minuto todos los objetos que hay en una habitación de la casa (puede ser el salón o el dormitorio), todos salen de la habitación menos una persona que se encarga de retirar un objeto de la habitación. El resto de la familia vuelve a entrar y tiene que adivinar que objeto de la habitación ha sido retirado.

Coger el objeto indicado: Un juego para niños muy pequeñitos es poner enfrente suyo tres objetos y decirle que nos traiga uno de ellos.

Objetos en inglés: En estos días es importante no perder nuestro vocabulario en inglés. Una de las actividades que podemos hacer es la de escribir el nombre de objetos de la casa en inglés en varios post-it y pegar cada papelito en el objeto correspondiente.

 

Gymkanas

Gymkana tradicional: Si tenemos patio o jardín grande podemos llenarlo de diferentes obstáculos que tienen que ser superados.

Espacio minado: Se puede jugar en grupos de dos personas. Un grupo llena de un montón de objetos una habitación. Un miembro del otro grupo tiene que conseguir atravesar la habitación con los ojos vendados siguiendo las indicaciones del compañero. Si se pisa un objeto de los que están tirados por la habitación, el equipo pierde. Si se llega hasta el otro lado de la habitación, se gana la partida.

 

Ayudando en casa

Aprovechar para hacer tareas del hogar: Bueno, quizás esta no es una de esas ideas para que los niños se diviertan en casa, pero este es un buen momento para que se den cuenta de que tener la casa limpia es tarea de todos.

 

Actividades tranquilas

Meditar: Depende de cómo sea tu hijo, esta actividad será más fácil o difícil poder hacer con él. En internet hay infinidad de meditaciones guiadas que podéis utilizar para relajaros toda la familia.

 

Repasando la geografía

Buscar un lugar en un mapa: Cogemos un mapa que tengamos en casa. El papá o la mamá dicen el nombre de un río, una ciudad o un país. Los niños tienen que encontrar en el mapa ese lugar.

Encontrar la bandera de un país: Buscamos un libro donde aparezcan las banderas del mundo (o las buscamos en internet). Un miembro de la familia describe cómo es una bandera, el resto tienen que adivinar a qué país pertenece esa bandera.