Intoxicaciones, ¿cómo actuar?

Comentar: (0)

Compartir:

Intoxicaciones, ¿cómo actuar?

Un jarabe para adultos, lejía, otros productos de limpieza... Las intoxicaciones no son nada excepcional cuando hablamos de niños. 

La razón es que su curiosidad les puede llevar a probar cualquier cosa que les llame la atención, y aunque estemos muy pendientes de ellos vigilándolos para que este tipo de situaciones no ocurran, a veces un despiste de dos segundos es suficiente para que se produzcan estos accidentes. ¿Qué hacer si nos encontramos en esa situación?

Todo dependerá del tipo de intoxicación y cómo haya afectado al niño, ya que si lo que ha ingerido ha provocado que pierda la conciencia, aunque sea durante poco tiempo, lo primero que debemos hacer es llamar al 112. Para el resto de escenarios, los pasos a seguir son los siguientes:

- Intentar identificar la fuente de la intoxicación. Según los especialistas, lo primero es procurar mantener la calma para poder actuar con eficacia. Si sospechamos que nuestro hijo se ha intoxicado ingiriendo alguna sustancia, lo principal es intentar averiguar qué ha provocado esa intoxicación. Los síntomas habituales incluyen vómitos, dolor en el abdomen o somnolencia. También es posible que desprenda un olor raro. Y para averiguar lo que ha provocado esos síntomas debemos identificar la sustancia.

Una buena idea para descubrir qué ha causado la intoxicación es echar un vistazo a su ropa, porque lo habitual es que quede algún resto de la sustancia en ella. Si es así, acércate para olerla e intentar identificar qué es.

- Llamar a Toxicología. Lo siguiente es llamar al  Servicio de Información Toxicológica (91 562 04 20), donde te indicarán qué hacer. Por eso es importante reconocer la fuente de la intoxicación, ya que dependiendo de lo que la haya producido te orientarán de diferente manera.  Si has identificado la sustancia, tenla a mano para poder informar con detalle de qué se trata.

- Seguir las indicaciones. Desde Toxicología te indicarán si es necesario llevar al niño al médico o si lo mejor es seguir otras orientaciones.

 

¿Qué no debemos hacer?

En muchas ocasiones, por querer hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitar que el niño sufra, ponemos en práctica acciones con toda nuestra buena intención que sin embargo no son las más indicadas. Una reacción bastante común cuando se dan este tipo de situaciones es que intentemos que el niño vomite lo que haya ingerido, pensando que así acabará el malestar y se recuperará.

Sin embargo, los especialistas insisten en que es muy importante que no intentemos provocar el vómito del pequeño. Tampoco es buena idea intentar neutralizar el tóxico con leche o aceite ya que podríamos estar consiguiendo el efecto contrario del que deseamos. Otra de las reacciones frecuentes que están contraindicadas es darle medicación sin que nos lo haya prescrito el médico.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados