Juego para jugar con niños en casa en Semana Santa » LetsFamily
juego con niños en casa Semana Santa

Juego para jugar con niños en casa en Semana Santa

Esta Semana Santa se presenta más extraña que nunca. Va a ser muy raro ver durante la Semana Santa las calles vacías y los bares y restaurantes cerrados. El confinamiento continúa. Si en años anteriores los pequeños esperaban ansiosos que llegasen las vacaciones de Semana Santa para disfrutar al aire libre, este año los días de la Semana Santa se tendrán que pasar entre cuatro paredes. Queremos aportar nuestro granito de arena y, para poder llevar mejor esta situación, proponer un juego para jugar con niños en casa esta Semana Santa.

Este juego me llegó hace poco a través de un amigo (y es que estos días recibimos ideas y propuestas de todo tipo para que el tiempo pase de la mejor manera posible) y me pareció una buena idea para que los niños aprendan geografía y se diviertan. Y es que el objetivo del juego no es sólo que los niños se diviertan y pasen un rato agradable mientras están encerrados en casa, sino también que aprendan un montón de cosas sobre los distintos países del mundo.

 

JUEGO “VIAJANDO POR EL MUNDO”

La idea principal de este juego para poder jugar con los niños en Semana Santa es que los pequeños viajen cada día a un país sin moverse de casa. Esto, que parece imposible, se consigue acercándose a ese país a través de su idioma, sus costumbres, su gastronomía, sus ciudades y sus monumentos más importantes.

Pero vayamos al grano y veamos en que consiste el juego. Cada día viajaremos a un país del mundo diferente en el que tendremos que hacer una serie de actividades con nuestros hijos relacionadas con ese país. Habrá que cocinar un plato típico de ese país, aprender una serie de palabras básicas del país en el que estemos, dibujar un monumento representativo del país y su bandera, situar las ciudades más importantes del país en el mapa y sacar una lista de palabras que todo el mundo relaciona con este país. Los niños tendrán un pasaporte virtual. Cada día que hayan completado la lista de actividades que hacer en ese país, pondrán un sello en su pasaporte virtual.

Por si el desarrollo del juego no hubiera quedado suficientemente claro podemos poner un par de ejemplos:

Juego «Viajando por el mundo» Día 1:

Destino de nuestro viaje: Francia

Plato francés que podemos cocinar con los niños: Una quiche o una crepe

10 palabras francesas que podemos aprender: Bonjour (buenos días), au revoir (adiós), merci (gracias), homme (hombre), femme (mujer), enfant (niño), voyage (viaje), eau (agua), la vie (la vida), la nuit (la noche).

Monumento que podemos dibujar: Torre Eiffel

Colores de la bandera: Azul, blanco y rojo

Ciudades que podemos buscar en el mapa: París, Lyon, Marsella, Niza y Toulouse.

Palabras relacionadas con el país: baguette, mediterráneo, champán, crepes, gourmet, marsellesa, Napoleón, quesos, Amélie…

Una vez completado, pondríamos en nuestro pasaporte virtual el sello de Francia.

 

Juego «Viajando por el mundo» Día 2:

Destino de nuestro viaje: Alemania

Plato alemán que podemos cocinar: Un perrito caliente o unos bretzel (un tipo de galleta horneada y salada típica de Baviera)

10 palabras alemanas que podemos aprender: Hallo (hola), Danke (gracias), Vielen Dank (muchas gracias), Guten Tag (buenas tardes), Mann (hombre), Frau (mujer), Auf Wiedersehen (hasta la vista), Ja (Sí), Nein (no), Bitte (Por favor).

Monumento que podemos dibujar: Puerta de Brandeburgo.

Colores de la bandera: Negra, roja y amarilla

Ciudades que podemos buscar en el mapa: Berlín, Hamburgo, Múnich, Frankfurt y Colonia

Palabras relacionadas con el país: salchicha, cerveza, Mercedes, Baviera, Alpes, rubios…

Una vez completado, pondríamos en nuestro pasaporte virtual el sello de Alemania.

 

Así podíamos seguir recorriendo otros países del mundo como Estados Unidos, Italia, Argentina, México, Japón, Marruecos o la India. De esta manera iríamos descubriendo el idioma, la gastronomía, las costumbres y las ciudades principales de estos fantásticos países. El juego servirá para que el niño conozca otras culturas y transmitirle algunos valores como la tolerancia.

Por supuesto, el juego se puede adaptar a la edad del niño y añadir cuantas actividades se le ocurra a la familia (como escuchar una canción típica del país o nombrar 3 personajes famosos de ese país).