La dislexia: una dificultad en el aprendizaje que tiene solución — Lets Family

La dislexia: una dificultad en el aprendizaje que tiene solución

Todos hemos oído hablar de la dislexia, pero a menos que seamos nosotros o nuestros hijos quienes la padezcan, probablemente no sepamos el alcance que tiene este desorden del aprendizaje.

La dislexia se traduce en una dificultad para interpretar símbolos y afecta más a los chicos que a las chicas.

La detectaremos porque aunque el oído y la vista del niño son normales y escribe correctamente, tiene dificultades para percibir correctamente letras y palabras.

Si tu hijo tiene dislexia:

  • Es habitual que confunda letras como la “b” y la “d” o números como el “6” o el “9”.
  • Puede ser que lea correctamente o que al escribir no interprete correctamente la ortografía.
  • Escriben palabras con letras cambiadas.

Lo primero que debes hacer si te preocupa este asunto es hablar con la maestra. Es frecuente que haya rasgos disléxicos en muchos niños cuando están aprendiendo a leer y a escribir, sin que esto signifique que padecen dislexia. Se trata de algo que forma parte del proceso normal de maduración de los niños.

En el caso de que tu hijo, efectivamente padezca dislexia es importante llevar al niño a un especialista que le ayude a trabajar la dicción e interpretación de símbolos. Tanto en casa como en el colegio hay que animar al niño, potenciar sus virtudes y habilidades para que no se sienta inseguro.

Cuanto antes busques una solución al problema de tu hijo, antes notaréis sus progresos en lectura y escritura.

Hay juegos sencillos que pueden ayudar a tu hijo a superar este problema:

  • La dislexia está relacionada con la confusión entre izquierda y derecha. Todos los juegos que tengan que ver con eso ayudarán a tu hijo. Puedes ponerte enfrente de él y pedirle que imite tus movimientos de brazos y piernas a modo de espejo.
  • Cualquier juego en el que él tenga que repetir series tamibén le ayudará a avanzar. Por ejemplo, dibúja varios cuadrados seguidos con los lados de distintos colores y pídele que repita la serie. Puedes hacer una casa con la chimenea en el lado izquierdo y a continuación en el derecho y pedirle que las repita.
  • Aunque es de otra generación, bailar “La Yenka” es un ejercicio estupendo en estos casos. También el “Twister” ayuda a trabajar la lateralidad.
  • Las señales que veais por la calle también os dan mucho juego. Podéis comentar lo que significan.