La epilepsia — Lets Family

La epilepsia

La causa exacta de la epilepsia no siempre se conoce. Lo que sí sabemos es que el modo más común de manifestarse es mediante convulsiones, aunque también son frecuentes lo que se conoce como “crisis de ausencia”.

Debes tener en cuenta que no siempre que se da una crisis convulsiva, espasmos u otro tipo de ataques, estamos ante un caso de epilepsia. A veces son producidos por desencadenantes externos como luces intermitentes. Si tu hijo sufre cualquier tipo de ataque, debes ir al pediatra.

En niños epilépticos, antes de que se produzca una crisis, se suele apreciar irritabilidad, cambios de humor y de comportamiento.

Los espasmos hacen que el cuerpo se ponga rígido, tenso y que el niño se caiga. Durante el ataque el niño perderá la conciencia y puede morderse la lengua y no controlar esfínteres. En ocasiones el niño sigue inconsciente incluso cuando las convulsiones cesan. También es frecuente que al recuperarse se sienta confuso, le duela la cabeza y tenga sueño.

Los ataques de ausencia son menos llamativos. El pequeño deja de hacer lo que estaba haciendo y puede parecernos que mira al infinito. En ese momento no sabe lo que hace y tampoco recordará nada al recuperarse.

¿Cómo actuar ante una crisis?

  • Lo primero que debes hacer es mantener la calma.
  • Evitar que se golpee la cabeza. Para ello puedes tumbar al niño en el suelo si es posible con la cabeza hacia un lado ( para que respire mejor ).
  • No intrudizcas nada en la boca.
  • Deja que la crisis termine y no le dejes solo durante las siguientes 24 horas.