La fiesta de fin de curso en la escuela infantil. Etiqueta para padres

Comentar: (0)

Compartir:

El curso está a punto de terminar. Después del verano, los niños de tres años dejarán la escuela infantil para mudarse al cole “de los mayores”. La mayoría de los centros organizan una fiesta de graduación con los padres. ¿Sabes cómo tienes que comportarte?

Es un cambio de ciclo y, aunque los niños se enteran muy por encima, para los padres el final de la escuela infantil tiene una gran carga emocional. Todos estamos con los sentimientos a flor de piel, así que es importante arrimar el hombro y pensar en el bien común. Aquí van unas recomendaciones para que entiendan por qué tu hijo es tan educado: sale a papá y mamá.

Si os piden ayuda, colabora.

Las educadoras preparan la fiesta de graduación con mucho cariño: suelen hacer una orla o una foto común de todos los niños de la clase, les dan un pequeño diploma, entregan a las familias fotos de las actividades que se han hecho durante el curso o un vídeo… A veces piden ayuda a los padres para decorar el aula, hacer el vestuario en casa, organizar la merienda… Si puedes, echa una mano.

 Tampoco te vengas arriba.

Si os han pedido que no llevéis globos de látex no los lleves, posiblemente hay niños alérgicos.  No hace falta que un payaso haga malabares. La fiesta de graduación tiene que ser algo sencillo: los niños son muy pequeños, con tanta gente en el aula suele hacer muchísimo calor… Hazlo sencillo y asume tu papel secundario.

No monopolices a la profe.

Todos los padres están ilusionados. Todos quieren saber qué tal ve la profesora a su hijo de cara al cambio de cole, o cómo ha estado los últimos días. La fiesta de graduación no es el mejor día para informarte de estos asuntos.

Demuestra tu gratitud.

¿Tú no tienes tiempo de ir a comprar el regalo para las profesoras pero hay una madre que se ha prestado voluntaria? Darle las gracias no cuesta nada y recibirlas siempre se agradece. En todos los grupos hay padres muy implicados y otros que no pueden, no saben o no quieren comprometerse tanto. Y van a seguir conviviendo por lo menos hasta que los niños terminen primaria. 

No avasalles a otros padres.

Es la otra cara de la moneda. Sí, tú eres quien está recogiendo el fondo común y vas a preparar unas brochetas de fruta para la merienda de ese día. También has recortado sesenta  flores de papel pinocho para hacer cenefas. Pero esto no es tu fiesta de cumpleaños. Si a nadie le parece buena idea regalar a las profes esos collares que hace tu amiga, no insistas y no te ofendas.

El asunto de las fotos.

Pocas cosas dan tanta rabia como tener justo delante a un padre que mantiene el móvil en alto toda la ceremonia y nos obliga a movernos continuamente para no perdernos la fiesta. Recuerda: para cada padre, su hijo es lo más importante. Actúa como te gustaría que actuasen contigo.   También es un buen detalle, si has podido sacar imágenes bonitas, compartirlas con toda la clase.

El tema del Whatsapp.

Si durante el curso nos volvemos locos a veces con los mensajes, cuando se está preparando una fiesta de graduación en la escuela infantil ni hablamos de ello. Antes de mandar un mensaje al grupo, recuerda la cantidad de gente que sois. Si todo el mundo opina de todo y da las gracias por todo y hace chistes y manda fotos de su hijo  por el camino, ese grupo no va a terminar bien y lo sabes.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados