Las primeras reuniones de juego

Comentar: (0)

Compartir:

Si tienes niños en edad preescolar, habrás notado cómo cada vez más su mundo se amplía y pasa a incluir a su grupo de pares, los amiguitos que conocen en el jardín de infancia, en el parque o en fiestas de cumpleaños. Puede ser que tu hijo comience a pedirte invitar a casa a sus amigos porque quiere pasar más tiempo con ellos. Las reuniones de juego con niños menores de 5 o 6 años dan mucho trabajo, pero son una oportunidad excelente para desarrollar sus capacidades sociales.

Ten una conversación previa con tu niño

Explícale que su amigo vendrá a jugar y que es muy importante hacerlo sentir cómodo y a gusto en casa. Por ello es importante que escoja juegos y actividades con las que ambos se diviertan, y que comparta sus juguetes. Puedes animar a tu hijo a que haga sus propias sugerencias: ¿qué crees que le gustará merendar a tu amigo? ¿Qué juguetes te gustaría prestarle? Si hay algún juguete que tu hijo quiera especialmente, y que sabes que le costará compartir, mejor guárdalo para después de que el amiguito se haya marchado.

Ante todo, seguridad y constante supervisión

Cuando por primera vez invites un amiguito a tu hogar, asegúrate de que comprende y conoce las normas básicas de seguridad. Vamos, que no intenta saltar de cabeza desde el sillón o tirar de la cola al gato. Es conveniente que supervises los juegos de los niños y que, en caso de que sea necesario, seas tú quien proponga actividades, ya que a veces los críos muy pequeños no saben muy bien cómo entretenerse solos.

Algunos posibles juegos

Todo depende del espacio con el que cuentes y de las preferencias de tu hijo. Para juegos al aire libre puedes llevar un balón, una cuerda para saltar, un cubo y una pala para jugar a la jardinería, tizas para dibujar sobre el suelo, etc. En cambio, si prefieres que jueguen en el interior, los puzles, bloques de madera para armar, animales de plástico, muñecos y otros juguetes resultan ideales. También puedes ofrecerles materiales de arte, como acuarelas, lápices o revistas para recortar.

Establece un horario

Con niños muy pequeños es importante que las reuniones de juegos sean acotadas. Avisa al padre o a la madre del niño a qué hora deberían pasarlo a buscar, calculando que la reunión no se extienda por más de una hora y media, o dos. Y ten a mano el número de móvil por si llega a surgir algún imprevisto. Otra posibilidad es invitar a sus padres a tomar el té junto con el pequeño. De esa manera, no solamente los niños tendrán oportunidad de socializar, sino también tú. ¿Quién sabe? Tal vez termines generando nuevas amistades.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados