Los mejores disfraces para este carnaval

Comentar: (0)

Compartir:

A la mayoría de los niños les encanta disfrazarse: jugar a ser otros y actuar como si fueran esos otros es muy divertido, sobre todo cuando en el juego entran todos, como ocurre en carnaval.

. Ahora que se acerca una de las fiestas más entretenidas para los pequeños toca pensar en cómo vestirlos. Seguro que estarán encantados con cualquier disfraz, pero si dejamos que opine y nos diga sus preferencias, será el niño más feliz del mundo. El mejor disfraz siempre es el que más ilusión le haga. Sin embargo, podemos echarle una mano pidiéndole que elija entre algunos de los más divertidos y fáciles de confeccionar. Estos son algunos de ellos.

 

  • Mimo. Basta con una camiseta blanca o negra -si tenemos una de rayas blancas y negras, mejor-, tirantes y pantalones y zapatos negros. Si además guardamos algún bombín y unos guantes blancos que le sirvan, perfecto. Con este disfraz, la parte más divertida viene cuando llega la hora del maquillaje: se trata de pintarle toda la cara de blanco y rodear los ojos de negro añadiendo una lágrima, un rombo, unas grandes pestañas o incluso un corazón. Después solo tienes que enseñarle a comunicarse por gestos. ¡Se lo pasará en grande!
  • Superhéroes. Son los ídolos de muchos niños, y en carnaval tienen la suerte de que pueden jugar a ser como ellos, con sus superpoderes incluidos. Una vez que elija su personaje favorito habrá que imitar su apariencia con capa, pinturas, muñequeras y lo que haga falta. Lo mejor de este disfraz es que si tu hijo es un auténtico fan de ese súperhéroe, puede ser él quien te guíe comentando lo que le hace falta: un antifaz, unas botas rojas, una máscara...
  • Bailarina. Es un clásico que no pasa de moda, entre otras cosas porque los tutús les encantan. Y ahora que también se llevan como faldas, podemos aprovecharlos para hacer un disfraz precioso con el que se sienta la reina de la fiesta. Unas medias, unas cintas que se aten en los tobillos e incluso una corona pueden completar el disfraz.
  • Animal de la selva. Si se te da bien pintar caras, los disfraces de animales son una muy buena opción. Aunque también necesitarás vestirlo del color de la piel del animal, lo importante en los disfraces de animales es que su cara parezca la de un león, un tigre, un gato, una pantera o el animal elegido. Después, tendrás que enseñarle a moverse igual que ese ser de la selva.
  • Pirata. Otro disfraz tradicional que suele encantar a los más pequeños. Lo importante en este caso son los accesorios: el garfio, el pañuelo, el parche, el loro sobre el chaleco... Si ha visto  Peter Pan, seguro que este traje le encantará.
  • Árbol. Una opción que también suele gustarles es el disfraz de objetos de la naturaleza como árboles o flores. Aquí nuestra fantasía juega un papel clave porque tendremos que idear el traje con algo de imaginación: coser hojas a un mono marrón, cortar la parte de abajo de una camiseta verde en tiras y colgar de ellas flores o plantas, hacer una corona con pétalos...
  • Fruta. Otro disfraz divertido si te gusta hacer manualidades, ya que habrá que confeccionar con fieltro u otros materiales la base del traje, sobre el que coseremos o pegaremos las pepitas de la sandía o el kiwi, los globos del racimo de uvas, los puntitos verdes de las fresas...

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
2

Average: 2 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies