Los miedos según cada edad

Comentar: (0)

Compartir:

Aún el niño más valiente puede sentirse atemorizado en algunas ocasiones. Mientras nosotros, sus padres, intentamos calmarlos y asegurarles de que todo está bien, es bueno que sepamos que la mayoría de estos temores son normales, tienen que ver con el descubrimiento del mundo que está haciendo nuestro hijo, y suelen ir desapareciendo con el paso del tiempo. Lo habitual es que haya algunos miedos específicos de cada edad. Aquí te enumeramos los más frecuentes.

El miedo en los bebés

Desde que nacen, los bebés tienden a asustarse ante ruidos repentinos o muy fuertes. Al ir creciendo y comprender que su madre es una entidad separada de ellos mismos, comienza la angustia por separación: el peor miedo es a separarse de su madre, también aparece el temor frente a los extraños. Son miedos que responden a su instinto de supervivencia: después de todo, el bebé ya comprende que depende en todo de sus padres.

El miedo hacia los 2 o 3 años

En niños pequeños persiste el miedo a la separación de los padres, pero también comienzan a aparecer otros temores. A medida de que con sus sentidos van descubriendo el mundo, surge el miedo a la oscuridad, a las sombras, a las tormentas o a algunos animales. También pueden surgir temores relacionados con el control de esfínteres: miedo al orinal, a caerse dentro del lavabo, etc.

El miedo de los 4 o 5 años

La imaginación de los niños en edad preescolar es muy activa, y no siempre saben diferenciar los peligros reales de los imaginarios. De ahí que aparece el miedo a los fantasmas, a los monstruos o a los villanos de los dibujos animados.

El miedo en los primeros años de escuela

Hacia los 6 años, los niños comienzan a temer situaciones concretas y reales, tales como a las enfermedades, a lastimarse o a sentir dolor. Aparecen el miedo a los ladrones y malhechores, así como el temor a que algo malo les ocurra a sus padres. Surgen las preguntas relacionadas con la vejez, la enfermedad y la muerte, y puede aparecer el miedo a perder a sus seres queridos o a sus mascotas.

El miedo hacia los 8 o 10 años

Los niños que ya están transitando la escuela pueden temer situaciones donde se sientan expuestos, como por ejemplo los exámenes. También aparece el miedo a ser rechazados por su grupo de pares. Persisten los miedos a quedarse solos en casa, pero no por separarse de ti sino porque algo malo les pueda ocurrir. Los niños de esta edad suelen impresionarse mucho con las noticias (por ejemplo, una tragedia aérea, una epidemia, un atentado) y les cuesta mucho distinguir cuáles de esos peligros son cercanos y cuáles no, porque para ellos todo les concierne.

¿Qué otros miedos experimentan tus hijos? ¿Cómo procuras ayudarlos cuando se sienten así?

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies