Los niños de corta edad presentan déficits nutricionales de omega 3 dha, hierro y vitamina D | LetsFamily
embarazo

Los niños de corta edad presentan déficits nutricionales de omega 3 dha, hierro y vitamina D

Según el estudio de ingestas nutricionales realizado en niños, presentado en las XVIII Jornadas de Nutrición Práctica, organizadas por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA)

  • El bajo consumo de pescado azul hace que los niños españoles no lleguen ni al 50% de la cantidad de omega 3 DHA recomendada.
  • La doctora Cristina Campoy, profesora titular de Pediatría de la Universidad de Granada y miembro del Comité de Expertos de ESPGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica), es una de las autoras del estudio, que concluye que el 100% de los menores no consume el mínimo de Vitamina D recomendada.
  • Esta investigación señala que seis de cada diez niños de corta edad no reciben la cantidad de Hierro recomendada por la Organización Mundial de la Salud.
  • Los niños españoles manifiestan deficiencias en nutrientes esenciales para el desarrollo del sistema nervioso, cognitivo, motor e inmunológico.

Un estudio realizado por la doctora Cristina Campoy, profesora titular de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada y miembro del Comité de Expertos de ESPGHAN, arroja interesantes datos basados en el análisis de los hábitos alimenticios de 161 niños de corta edad. Este estudio se presentó durante la celebración de las XVIII Jornadas de Nutrición Práctica, organizadas por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA).

Preocupante falta de hierro y vitamina d

Entre los datos más relevantes que aporta el estudio, destaca el déficit de hierro detectado entre los menores que han colaborado en esta investigación. El 64% de los niños, cuya alimentación ha sido analizada, no recibía las aportaciones de ese mineral aconsejadas. El Institute of Medicine, órgano asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS), establece la necesidad de 4 a 12 mg al día de hierro en niños de 1 a 3 años. Su ingesta es de máxima importancia, ya que este mineral es determinante para el desarrollo cognitivo y motor del bebé.

La doctora Campoy, durante la presentación del estudio también subrayó que la falta de vitamina D es una de las principales carencias que los expertos han detectado en las dietas de los menores. De hecho, el 100% de los 161 menores que participaron no llegó a los niveles recomendados. Un déficit que puede tener una gran trascendencia en la salud de los menores no sólo en los primeros años de vida.

La vitamina D ayuda a la absorción de calcio, lo que hace que juegue un papel protagonista en la fortaleza de los huesos. Si durante los primeros años, el niño no recibe cantidades apropiadas de vitamina D a través de una alimentación adecuada, puede ser más propenso a sufrir enfermedades crónicas como la diabetes tipo 1 o la hipertensión, como muestran estudios dirigidos desde la Asociación Española de Pediatría en 2012.

 

Detectan carencias en omega 3 dha, un nutriente fundamental para el desarrollo cerebral

Mantener una dieta equilibrada durante el embarazo y los primeros años de vida del bebé es determinante para su posterior desarrollo. Los alimentos que consuman la madre y el menor pueden repercutir en su salud durante años.

Los ácidos grasos Omega 3 DHA, presentes en el pescado, las nueces y alimentos enriquecidos como la leche, se han revelado como un elemento fundamental para el desarrollo de las células cerebrales.

Por este motivo, es crucial diseñar una dieta equilibrada y rica en ácidos grasos Omega 3 DHA. Según la EFSA, a partir de los 12 meses el consumo diario de estos ácidos grasos debería situarse en los 100 mg. Sin embargo, según este mismo organismo internacional, el bajo consumo de pescado azul hace que los niños españoles no lleguen ni al 50% de la cantidad de omega 3 DHA indicada.

Las leches de crecimiento, una ayuda útil para completar la dieta

Una dieta variada implica el consumo frecuente (de 3 a 5 raciones semanales) de pescado, principal fuente de Omega 3 DHA, legumbres y carnes rojas, que aportan hierro, y huevo, que contiene vitamina D.

Diversas investigaciones, como la realizada por la Dra. Campoy, revelan que un significativo número de preescolares españoles recibe una dieta desequilibrada, tanto por el niño, que aún se está familiarizando con texturas y sabores y rechaza algunos de los alimentos, como por el ritmo de vida actual, que dificulta el seguimiento de una alimentación completa y variada.

Para contrarrestar esta situación, los expertos recomiendan el consumo de leches de crecimiento para completar la dieta con el aporte adecuado de Omega 3 DHA y Hierro, entre otros nutrientes, y lograr así un adecuado desarrollo de los sistemas cognitivo, motor, inmunitario o nervioso. Entre otros, Jaime Dalmau, anterior coordinador del Comité de Nutrición de la AEP, subrayaba en un estudio sobre estos alimentos, que las leches de crecimiento permiten “asegurar una ingesta adecuada de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados y una menor ingesta de grasa saturada y colesterol, lo que posiblemente pueda contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en la edad adulta”.

Nutrientes Cantidades Recomendadas en niños de 1-3 años Alimentos que los contienen Funciones
Omega 3 DHA 100 mg al día (EFSA) Pescado azul Fundamental para la formación del cerebro
Hierro 4 a 12 mg al día (OMS) Legumbres y carnes rojas Desarrollo del sistema cognitivo y motor
Vitamina D 400 UI al día (AAP) Yema de huevo Facilita la absorción de calcio