Noche de San Juan con niños

Comentar: (0)

Compartir:

Noche de San Juan con niños

El fuego, el agua y las plantas son los tres grandes protagonistas de San Juan, una de las noches más mágicas del año. Y si para los adultos es muy especial, para los pequeños aún más. 

Todas las tradiciones llaman tanto su atención que se les ocurren cientos de preguntas sobre esos rituales de los que lo quieren saber todo. Por eso podemos aprovechar para enseñarles muchas cosas. Por ejemplo, que tras la noche más larga del año los días comenzarán a acortarse, y que eso se debe a la situación de la Tierra respecto del sol.

O que es una fiesta en honor a  San Juan Bautista, que nació en este día , y por quien su padre mandó encender una hoguera para anunciar a los cuatro vientos el nacimiento de su hijo. Aunque antes de eso no era un festejo religioso sino una celebración que festejaba el solsticio de verano en el hemisferio norte.Pero además, es una noche perfecta para divertirse en familia siguiendo los ritos de rigor. Estos tres elementos no pueden faltar:

1. Fuego 

Si tenemos la suerte de estar en la playa es casi obligada la visita a la hoguera, donde encontraremos ese fuego que da más fuerza al sol para ayudarle a prolongar la luz. Podéis dejar los saltos sobre la hoguera para cuando sean más mayores, pero seguro que les encantará participar en el ritual de quemar los deseos. Solo tienen que escribir (o deciros al oído para que escribáis vosotros) los deseos que les gustaría que se cumpliesen y luego, lanzar el papel con los deseos escritos a la hoguera. Si no estáis en una hoguera, también podéis quemarlos aunque sea con una vela. La magia de esa noche logrará que se cumplan.

2. Agua 

Dicen que esta noche es perfecta para nuevos comienzos, igual que el agua, que representa la pureza. Otra de las tradiciones de esta noche consiste en coger agua de un manantial o un río la mañana de San Juan y lavarse la cara con ella para olvidarse de todo lo malo y que los siguientes meses solo traigan cosas buenas. Es un buen plan para hacer con niños: salir esa mañana de excursión a algún lugar cercano donde haya un río y seguir la tradición del lavado. Pero también les encantará el rito de las olas si estáis en una playa, para el que hay descalzarse y, en la orilla, saltar siete olas. Así se cumplirá su deseo, por lo que tendrán que pensar qué les gustaría que pasara. Si estamos en la ciudad y no hay olas que saltar podemos poner un pequeño barreño con agua y pedirles que salten siete veces sobre él para que se cumplan sus deseos.

3. Las plantas 

Aunque casi todo el protagonismo lo acaparan el fuego y el agua, también las plantas son muy importantes en la noche de San Juan. Dice la tradición que hay siete hierbas que conseguirán hacer realidad nuestros deseos, y son el hinojo, el helecho, la hierba de San Juan, el codeso, la malva, el romero y la hierba Luisa. Salir a buscarlas ya es toda una aventura que les encantará. Después, debemos recoger agua de siete fuentes diferentes y meter en ellas las plantas la noche previa a San Juan. A la siguiente mañana hay que lavarse la cara con ese agua, con la que estamos listos para atraer toda la buena energía. Sobre todo si después nos abrazamos entre todos y nos dedicamos buenos deseos. Seguro que los niños lo pasan bomba.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies