Pautas para el primer año de cole

Comentar: (0)

Compartir:

Primer año de cole

Aquel que era tu bebé hace poco tiempo, ahora ya es un niño mayor que ya empieza a ir al cole. ¡Vamos, que el tiempo vuela! Para toda la familia, este cambio es muy beneficioso pero de todos modos plantea desafíos. Aquí te damos cinco tips para que sepas qué esperar este año.

La adaptación

En algunos colegios, ofrecen la posibilidad de que los pequeños vayan pocas horas durante las primeras jornadas de colegio, incrementando la carga horaria de manera paulatina. Estos periodos de adaptación son importantes para que el niño se habitúe al nuevo espacio y conozca bien a su maestro. Por supuesto que al tener que trabajar, queremos que el niño cuanto antes realice el horario completo, pero debemos tener paciencia, respetar los tiempos de adaptación, permitir que el niño se exprese –y que llore, si eso ocurre- sin censurar sus sentimientos.

 

¡Cuántos niños!

Aún si nuestro hijo concurre a una escuela infantil desde que era un bebé, el cole “de mayores” supone un shock porque de repente se encuentra rodeado de muchos más niños mayores que él.

Normalmente existe una entrada individual para los más peques. Si no fuese así, es muy común que su entrada y salida se adelante para no coincidir con los más mayores. Les veréis formas filas o ir enganchados al mítico gusanito. Con respecto a la primaria, en general está ubicada en otro edificio, pero aún si compartiesen espacios, se procura que los horarios de recreo no coincidan.

 

Organizarse con tiempo

Adiós a la flexibilidad horaria de las escuelas infantiles, ahora es más importante que nunca ser puntuales. Salir de casa con anticipación nos permitirá llegar en horario tanto a la entrada como a la salida del cole. También es un buen consejo preparar los útiles escolares y la mochila la noche anterior.

 

¿Cómo es su jornada?

Las actividades ahora que nuestro hijo va al cole están más pautadas que cuando era pequeñito. ¡Esto no quiere decir que no juegue ni se divierta! Pero sí que deberá aprender ciertas reglas, como hacer fila, sentarse en ronda, o esperar su turno para hablar. Es bueno que nuestro hijo tenga recreos al aire libre, pero no olvidéis que también necesita tiempo para jugar cuando regrese a casa. Por eso, este primer año procurad no sobrecargarlo de actividades extraescolares.

 

¿Debe quedarse a comer en el cole?

Si tienes la posibilidad de que tu hijo coma en casa o que se quede a comer al colegio, considera:

  • La distancia del cole a casa: No vale la pena cortar su jornada si se pasará ese rato viajando.
  • Su autonomía para comer: Si bien los niños están supervisados, nadie le dará de comer a tu hijo si no se alimenta solo.
  • Qué tan melindroso es con los alimentos: Al contrario de lo que podría pensarse, un niño que no come muy bien puede beneficiarse del comedor, aprendiendo por imitación a comer más cosas.

¿Cómo se está preparando vuestra familia para el primer día en el cole?

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies