Períodos de adaptación en el colegio o en la escuela infantil » LetsFamily
Periodo de adaptación niños

Períodos de adaptación en el colegio o en la escuela infantil

¿Por qué es importante respetar este período?

En educación infantil se considera fundamental el período de adaptación, ya que es el que les permite a los niños adaptarse paulatinamente a un nuevo espacio, nuevos docentes, nuevos compañeros… y a alejarse por algunas horas de los brazos cariñosos de sus padres. La adaptación es ese tiempo en el cual las maestras conocen a los niños, entablan con ellos lazos de afecto y contención.

Un niño que realiza un período de adaptación satisfactoriamente, estará seguro y feliz en el jardín de niños, se adaptará a las nuevas normas y rutinas, y su proceso de aprendizaje será óptimo. Por el contrario, un niño que no realiza adaptación, o que parece adaptado porque no exterioriza sus sentimientos, es posible que presente problemas más adelante (llorar, echar de menos a sus padres, no querer asistir al jardín, etc.).

 

¿Cuánto dura este proceso de adaptación?

Puede durar más o menos días, incluso algunas semanas. Todo depende de la edad y la madurez de los niños en cuestión, así como de su situación puntual. Un niño de cuatro años que ha asistido a clases con sus mismos compañeros el año anterior puede que se adapte en muy poco tiempo, mientras que uno de la misma edad que entra a un nuevo colegio, que acaba de mudarse o de tener un hermanito, probablemente requiera más.

 

¿Cómo son los periodos de adaptación en los colegios o las escuelas infantiles?

En muchas escuelas, especialmente cuando son pequeños, es muy normal contar con periodos de adaptación que consisten en llevarlos progresivamente durante una semana (generalmente).

Se les irá dejando de menos a mas tiempo, conociendo a sus nuevos compañeros, profesores, entorno y rutinas. Esto les permite ganar seguridad, estar más tranquilos y hacer mucho más fáciles las jornadas completas.

 

¿Qué debemos hacer los padres para facilitar la adaptación?

Nuestro rol es transmitirles a nuestros hijos seguridad y confianza. Y para eso, nada mejor que confiar, a su vez, en la institución educativa que hemos elegido. Si comprendemos por qué el profesor nos invita a irnos del aula, si respetamos las manifestaciones del niño, incluso las que nos incomodan (inapetencia, mal comportamiento o hacerse pipí encima) y las aceptamos como parte de un proceso, estaremos en mejores condiciones de acompañar y sostener a nuestros hijos en esta etapa.

 

Otros consejos que ayudan durante la adaptación

  • Unos días antes de empezar las clases, modificar la rutina de sueño y de comidas del niño para que sea lo más parecida posible a la que tendrán cuando acudan a la escuela.
  • Aún con niños muy pequeños o bebés, es importante hablar con ellos y anticiparles cómo será su jornada: “hoy mamá o papá te dejará en el cole, podrás jugar un ratito y enseguida vendré a buscarte”. ¡Entienden más de lo que parece!
  • En la medida de lo posible, que sea siempre la misma persona quien lleve al niño a la escuela en el período de adaptación.
  • Evita irte corriendo cuando no te vea (para evitar rabietas), probablemente genere más angustia en tu hijo. Procura explicarle como será el día y verás como poco a poco lo entiende.

¡Ánimo y feliz vuelta al cole!

¡Sorteamos una sillita de paseo Maxi - Cosi!