Qué hacer cuando la tos no les deja dormir

Comentar: (0)

Compartir:

Qué hacer cuando la tos no les deja dormir

La tos es un mecanismo de defensa del organismo, tiene múltiples causas –la mayoría de ellas benignas- y muchas veces no requiere medicamentos. Sin embargo, puede ser muy molesta cuando ocurre por las noches, impidiendo que tanto el niño como sus padres descansemos bien.

La tos se produce cuando el cerebro envía las señales de destapar las vías aéreas superiores, lo que puede ocurrir por muchos motivos: la garganta irritada por mocos, debido a una infección causada por virus o bacterias, asma, reflujo gástrico, presencia de irritantes externos como polvo, humo o frío… De cualquier manera, no alcanza con tratar la tos sino que deben corregirse las causas de la misma. Muchas veces, cuando se trata de un resfriado, la tos desaparece al cabo de unos pocos días sin necesidad de tratamiento.

Tipos de tos

Los pediatras siempre piden que los padres identifiquen el tipo de tos para evaluar dónde puede estar el problema.

Una tos con flema es propia de los resfriados y no suele presentar problemas –más que la molestia de no poder dormir. Por otro lado, la tos seca, o la tos “perruna” pueden ser indicadoras de asma o de crup, una enfermedad común en bebés y niños pequeños, que además suele estar acompañada por otros síntomas.

Algunos remedios caseros para la tos

El médico puede indicar o no medicamentos para tratar las causas de la tos. Mientras tanto, ¿qué podemos hacer para que nuestro hijo descanse, y también nosotros podamos dormir por las noches? Algunos consejos de abuelas parecen funcionar bien en caso de tos nocturna persistente:

  • Colocar un plato con cebolla en la habitación del niño.  Es la alternativa más inocua a los emplastos de eucalipto que abren las vías respiratorias.
  • Darle una cucharada de miel, que suaviza la garganta. Atención, el consumo de este alimento está contraindicado antes de los dos años.
  • Gárgaras con limón. Darle a beber zumo de limón levemente diluido, o con una pizca de sal, aunque n resulte muy sabroso es beneficioso para el niño pues el limón tiene propiedades desinfectantes.
  • Que el niño beba mucha agua. Eso lo ayudará a ablandar las mucosidades y a eliminarlas con más facilidad.

Otras recomendaciones para mejorar el descanso

Es importante cuidar que la habitación donde duerme el niño no esté muy seca. Colocar la calefacción baja, con un humidificador en la habitación para evitar que el aire no se reseque. Por supuesto que hay que mantener al niño lejos de ambientes donde se fuma. Se puede tratar el moco con solución salina y nebulizaciones. También puede servirle dormir en una posición vertical, semisentado, o con la cabeza levantada por cojines, para evitar que la congestión nasal empeore durante la noche.

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados