Redes sociales para niños | LetsFamily
embarazo

Redes sociales para niños

Hay redes sociales especialmente diseñadas para niños y redes sociales de adultos que nuestros hijos utilizan desde muy pequeños. ¿Cuáles utilizan tus hijos?

Los padres hemos descubierto las redes sociales de mayores, con todas las pruebas de ensayo y error, experimentos, excesos y alegrías que eso comporta, pero nuestros hijos conviven con ellas desde que nacen. Habitan en nuestros perfiles (que levante la mano quien no haya colgado nunca una foto en Facebook, Instagram o Twitter de sus retoños, de un plan con los niños o de una manualidad de los peques… Vaya. No vemos ninguna en alto) y utilizan ellos mismos las redes sociales de los “mayores”.

Y, por supuesto, existen redes sociales creadas específicamente para los más pequeños de la casa. La última en llegar ha sido Lego Life, y está realmente pensada para los niños. Es fácil de usar, intuitiva, divertida y segura. Lego Life permite a los usuarios crear su propio perfil (no pueden usar sus auténticos nombres, la aplicación propone nicks muy divertidos mezclando tres palabras, como CapitanaGalletaSalada, para que el niño elija el que más le guste). La imagen de perfil es un muñequito de LEGO personalizable (elegimos la cabeza, el pelo o sombrero, el cuerpo, las piernas y los complementos).

El objetivo de esta red es compartir las creaciones de LEGO que el niño hace en casa, y está orientada a menores de 13 años. En su muro, que recuerda en su apariencia al de Instagram, podemos dar “me gusta” a las creaciones de otros, hacer comentarios con emoticonos de LEGO o seguir a distintos grupos (Star Wars, Ninja, vídeos…). Tiene un sistema de reconocimiento que impide la publicación de imágenes de la cara del niño, y el contenido que los usuarios suben está monitorizado para garantizar que se cumplen los criterios de utilización de la app. También nos gusta que no tenga compras integradas, a pesar de ser una app gratuita. Realmente está muy bien pensada.

Otra red social infantil más veterana es YouTube Kids. Muchos de los contenidos audiovisuales que ven nuestros hijos les llegan a través de YouTube (dibujos animados, vídeos de experimentos o de pruebas de juguetes, videoclips de sus artistas favoritos). Pero en la versión para adultos puede que terminen viendo vídeos a los que preferiríamos que no tuviesen acceso todavía. YouTube Kids ofrece contenidos específicos para niños divididos en varias categorías: Programas, Música, Aprender y Explorar son las básicas, pero también pueden aparecer otras, como Fiestas en Navidad. Los padres deben instalarla para que funcione. Permite bloquear un vídeo si no lo consideramos apropiado y denunciarlo y activar o desactivar la función de búsqueda, en cuyo caso nuestro hijo podrá ver solo los vídeos que aparecen en la pantalla de inicio. Eso sí, es una app gratuita con publicidad integrada.

Existen otras redes sociales vinculadas a los juegos, como Club Penguin, de Disney, que comenzó como una plataforma en línea multijugador o Mundo Gaturro, otro videojuego creado alrededor del personaje del argentino Nik y que ya posee su propia red social, Picapon, para compartir fotos y comentarios. Son seguras, pero debes saber que su uso incluye compras integradas.

Además, nuestros niños usan las redes sociales de los adultos desde muy pequeños, bien con sus propios perfiles bien desde las cuentas de sus padres. La edad media de acceso a internet de los niños son los 7 años. Más del 11 % de los niños europeos de entre 9 y 10 años tienen un perfil en redes sociales. En la siguiente franja, de 10 a 11 años, son ya el 43%, y entre los 13 y los 14 años llegan ya al 75 %, según la encuesta EU Kids Online.

Y las redes más utilizadas por niños y adolescentes son WhatsApp, Instagram, Snapchat, Facebook y YouTube, pero ya sabemos que esto va cambiando. Si tu hijo quiere abrirse un perfil en una red para adultos, infórmate bien antes de darle permiso, ayúdale a configurar su perfil con la máxima privacidad posible (que tenga su cuenta restringida es un básico), explícale los riesgos que tienen y mantén la vigilancia sobre lo que sube a estas redes y cómo interactúa en ellas.