Riesgo de concebir dos bebés muy seguidos

Comentar: (0)

Compartir:

Son pocas las parejas que opten conscientemente por darle un hermanito a su primer hijo mientras este es aún un bebé de pocos meses. Cuando esto ocurre, suele tratarse de un embarazo inesperado. Y quienes sí deciden traer dos hijos al mundo con poca diferencia lo hacen alegando que es más fácil criarlos juntos que criar a uno primero para volver a comenzar años después. Sin embargo, esta situación no es la óptima para la salud de la mamá, ni tampoco para el bien del segundo bebé. Veamos cuáles son los posibles riesgos y cómo se los puede paliar.

¿Cuánto tiempo es poco tiempo?

Puede que aún un niño de tres años te demande tanto que no te imagines volviendo a ser mamá. Pero en términos biológicos, se habla de embarazos demasiado seguidos cuando ha transcurrido menos de un año entre gestación y gestación. Los riesgos son aún mayores si entre el primer parto y la segunda concepción han transcurrido menos de seis meses. Lo ideal es dejar pasar entre 18 y 24 meses para buscar el segundo bebé, en especial si has tenido una cesárea o si el primer bebé ha sido prematuro.

Posibles complicaciones

Cuando el segundo embarazo se produce con 6 meses o menos de separación con el primero, existen más posibilidades de que el segundo bebé padezca de problemas congénitos, nazca prematuramente o pese poco al nacer. Si el primer bebé nació por cesárea, es más probable desarrollar placenta previa en el segundo embarazo. En cuanto a ti, tienes más posibilidades de padecer de anemia, carencia de vitaminas o que te cueste aumentar de peso (además de la fatiga que supondrá correr detrás de un bebé que aprende a gatear mientras cargas con tu incipiente barriga de embarazo).

¿Por qué ocurre esto?

No se sabe exactamente la relación que existe entre los riesgos en el segundo embarazo y la cercanía con el primero, aunque los científicos sostienen que el cuerpo de la madre necesita un período importante para recuperar las reservas de vitaminas y minerales que perdió en el primer embarazo. También el útero tiene que acomodarse en el cuerpo y cicatrizar adecuadamente. Por otro lado, el cansancio y el esfuerzo que conlleva cuidar a un bebé pequeño (la lactancia materna, las noches interrumpidas, el esfuerzo físico de llevarlo en brazos, etc.) no son lo mejor para la nueva gestación.

Me he quedado embarazada muy pronto, ¿qué hago?

Dicho todo lo anterior, sabemos que lo ideal es procurar que los embarazos se espacien un poco. Ahora, si ya ha ocurrido lo imprevisto, procura no estresarte más de la cuenta: hay muchísimos hermanos que se llevan poca diferencia y crecen bien. Probablemente tu médico controle más de cerca este segundo embarazo, y te dé suplementos de vitaminas y hierro desde un primer momento. Procura pedir ayuda con tu primer hijo, para descansar todo lo posible. Y concéntrate en las ventajas que supondrá criar a tus niños juntos.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

 

 

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados