Siete planes con niños imprescindibles en primavera » LetsFamily
siete planes con ninos en primavera

Siete planes con niños imprescindibles en primavera

Los días se van alargando, las tardes se llenan de luz y poco a poco hace más calorcito. ¡Sí, es la primavera! La llegada del buen tiempo es un regalo, y más con bebés y niños pequeños. Te proponemos algunos juegos y planes para hacer con niños en primavera.

 

Planes con niños en primavera

Sol y aire

Con los peques, a veces menos es más. No hace falta pergeñar planes muy elaborados ni organizar extenuantes yincanas de actividades. Basta con aprovechar el buen tiempo para ir al parque con más frecuencia, hacer caminando el trayecto a la piscina que antes hacíamos en coche o en autobús, o alargar un poquito el rato de juego libre en la plaza. La primavera nos recuerda que lo genial es la vida misma y que es una época ideal para organizar planes al aire libre con los niños.

 

Disfrutar de la vida que despierta

Observad los brotes de los árboles, los pájaros, la cantidad de insectos que hasta ahora parecían escondidos, las flores de los cerezos. Los lugares en los que nos hemos movido durante el invierno se llenan de actividad. Es una época genial para descubrir los hábitos de las hormigas, los rincones favoritos de las lombrices, los nidos de los gorriones. ¿Y qué tal apuntaros a un huerto urbano o plantar unos tomatitos cherry en las macetas de casa?

El agua, también por fuera

Con la llegada del buen tiempo, los padres bajamos la guardia respecto al uso que dan los niños al agua en el exterior, como tiene que ser. ¡Puches y comiditas de barro y hojas en el arenero! ¡Saltos bomba en los charcos!  ¡Riachuelos junto a la fuente! Y el fin de semana más planes con niños relacionados con el agua: ¿qué tal un paseo junto al río? Cualquier juego mejora si le añadimos agua, solo tienes que tener la precaución de llevar una muda (o dos) por si acaso.

 

Un picnic

Otro de los planes divertidos para hacer con los niños cualquier fin de semana es comer al aire libre. Una experiencia genial que se atesora en la caja de los recuerdos felices de todos los niños y de los padres. Podemos hacer que todo gire alrededor de la comida llevándonos una cesta, mantel y ricas viandas o preparar unos bocatas y fruta y hacer una buena caminata antes de llegar al lugar elegido para el picnic.

 

Leer debajo de un árbol

Vayamos a la biblioteca, saquemos algún cuento bonito y vayamos a leerlo a la sombra de un árbol. ¿No es un planazo? No os olvidéis el cuaderno y unas pinturas para hacer unos dibujos sobre nuestra historia… o unos apuntes sobre lo que hemos visto en la naturaleza.

 

Recuperar los juegos de siempre

Pelota, comba, goma… o escondite, escondite inglés, policías y ladrones, campos medios. A ti te encantaban estos juegos, y a tus hijos, seguro que también. Los clásicos nunca mueren y la primavera es la época ideal para comprobarlo. Pon el móvil en modo avión y vuélcate en jugar con tu hijo o tu hija.

 

Aprender a utilizar un artilugio con ruedas

Cada cual según su edad: moto, patinete, monopatín, triciclo, bicicleta… Ahora que los días son más largos, es el momento ideal para adquirir soltura con en los deportes con ruedas. Si tu bici aún no tiene silla para transportar a tu hijo, este momento es perfecto para acondicionarla y llevarte al bebé de paseo.