¿Te preocupa cómo afecta la tecnología a tus hijos? » LetsFamily
nuevas-tecnologias

¿Te preocupa cómo afecta la tecnología a tus hijos?

Una de las mayores preocupaciones de los padres hoy en día es el tiempo (en aumento) que sus hijos pasan delante de tablets, móviles o televisores; y los posibles efectos negativos que esto pueda tener para su desarrollo físico y mental. Por un lado, vemos como surgen estudios que hablan del daño que causa el uso de estos aparatos. Por otro lado, nos damos cuenta de que estamos en una sociedad tecnológica en la que nuestros hijos van a tener que vivir y trabajar. Una vez dicho esto las preguntas son: ¿te preocupa cómo afecta la tecnología a tus hijos? ¿cómo se puede limitar el acceso a estas nuevas tecnologías?

Mitos sobre las nuevas tecnologías

En su libro Raising Your Child in a Digital World (Criando a tu hijo en un Mundo Digital), la profesora e investigadora Kristy Goodwin habla sobre el “dilema digital” que tienen que solventar los padres en la actualidad: “La tecnología no es tóxica ni tabú. Necesitamos enseñar a nuestros hijos a conseguir hábitos saludables respecto al uso de pantallas y a equilibrar su tiempo al aire libre con el tiempo frente a las pantallas para un desarrollo saludable. Los niños obtienen beneficios neurológicos tanto de lo uno como de lo otro”.

La autora trata también el tema de la gran cantidad de información confusa (y a veces contradictoria) que existe y de los bulos que circulan sobre las nuevas tecnologías entre la sociedad. Algunos de ellos son:

  • La tecnología causa hiperactividad y déficit de atención
  • La televisión, las pantallas táctiles y los videojuegos son “malos” para los niños
  • Los DVD para bebés y Mozart impulsarán el desarrollo del cerebro y mejorarán sus habilidades lingüísticas
  • Los niños no aprenden de los videojuegos
  • Dejar la televisión encendida cuando nadie la está viendo está bien

Hábitos saludables

Más allá de las fórmulas mágicas sobre cuánto tiempo tienen que pasar los niños delante de las pantallas, se impone una educación en el uso de las nuevas tecnologías. Si te preocupa cómo afecta la tecnología a tus hijos, son muchas las cosas que se pueden hacer para conseguir que tengan una relación saludable con las pantallas:

  • No a la pantalla-canguro: La tentación de endosarle al bebé el móvil o la tablet para que nos deje tener una sobremesa tranquila es grande. Lo mismo se puede decir respecto a dejar al niño varias horas delante de la televisión para que no nos moleste. Sin embargo, la iniciación del peque en este mundo tiene que ser siempre acompañada. El objetivo es pasar del control absoluto a darle cada vez más libertad conforme vaya creciendo.
  • Control parental: Se habla mucho de cuál es la edad adecuada para dar su primer teléfono al niño. Sin embargo, la pregunta es qué puede hacer con ese teléfono. Un móvil sin tarjeta SIM ni Wifi, y con uno o dos juegos que use bajo la supervisión de papá y mamá, puede ser perfecto a partir de los 7-8 años. Conviene que te informes de las herramientas de control parental que tienen los propios dispositivos.
  • El ordenador familiar: Es un error dejar que un niño de 8 años se meta en su cuarto con un ordenador y una conexión a internet. El primer ordenador que use debe ser un terminal de mesa que esté en una zona común donde los padres puedan ver qué es lo que hace en todo momento.
¡Participa en nuestros sorteos!