Trucos para aficionar a los niños a la fruta

Comentar: (0)

Compartir:

La fruta aporta vitaminas, minerales y fibra además de hidratar y prevenir el envejecimiento prematuro de las células. Pero nada de eso importa demasiado a los niños, que como nosotros a su edad prefieren caprichos a casi cualquier cosa que papá o mamá pongan en el plato. Sin embargo, eso no quiere decir que tengamos que tirar la toalla. Enseñarles a comer de todo, especialmente aquello que aporta más beneficios, es también una forma de educarlos. Y animándoles a comer fruta con frecuencia les estaremos haciendo un regalo para toda la vida porque seguramente mantendrán ese hábito alimenticio cuando sean adultos. 

Aún así, puede que no sea fácil hacerles ver que una manzana está mucho más rica que cualquier bollo. Y puede que tampoco logremos convencerlos si les decimos que les ayudará a crecer fuertes y sanos aunque sea bueno insistirles con los mensajes positivos. Pero sí podemos usar algunas tácticas ante las que les resultará difícil resistirse. Con ellas te será más fácil aficionarlos a fruta.

 

  • Formas divertidas. Si a todos nos ocurre, a los niños aún más: la comida entra por los ojos. De ahí que su atractivo sea determinante para que decidan o no comerse la naranja, el plátano, la pera... Una táctica infalible es presentarles esas frutas, o las que tú quieras que coman, con formas divertidas. Por ejemplo, llevarles un plato en el que se pueda ver un búho hecho con kiwis, mandarinas y piña. O preparar una macedonia. La combinación de colores ya es suficiente para atraer su atención, pero si además dibujamos una cara en ella, haciendo que unas fresas sean los ojos y un trozo de plátano la sonrisa, correrán a comer ese postre.
  • ¿De dónde viene...? A los niños les encantan las historias, y las frutas son las protagonistas de unos cuentos reales que les apasionarán. Si mientras pelas su kiwi les explicas de dónde viene esta fruta y por qué ahora la comemos todos aquí o que la sandía es una fruta muy, muy antigua que ya los egipcios que levantaban esas construcciones en forma de pirámides comían como un manjar, seguro que despiertas su interés.
  • Como los mayores. Nada como predicar con el ejemplo para que los más pequeños sigan nuestros pasos. Por eso es buena idea que os vean comer fruta y explicarles por qué os gusta tanto. Comenta de vez en cuando cuáles son vuestras frutas favoritas para que empiece a interesarse.
  • Fruta y yogur. El yogur es uno de los aliados más seguros con los que contamos, y aprovecharlo para que coman fruta siempre es buena idea. Se trata de mezclar en el yogur trocitos pequeños de fruta y una vez que se lo hayan comido preguntarles si adivinan qué fruta llevaba. Así se puede iniciar un juego que consiste en que cada vez que tomen yogur con fruta deben adivinar después qué tipo de fruta es la que llevaba el yogur.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies