¿Tu hijo come en el colegio? Ideas prácticas para las comidas

Comentar: (0)

Compartir:

Ideas prácticas para las comidas

Ahora que han comenzado las clases, una de las rutinas que más se modifica es la planificación y la preparación de las comidas de los niños. Si en lugar de comer la comida del comedor escolar, debes enviar su almuerzo al cole, pueden serte de utilidad estas recomendaciones.

Planifica con antelación el menú

¡Es la regla número uno en cuanto a almuerzos escolares se refiere! No hay manera de que envíes a tu hijo una comida saludable y nutritiva improvisando por la mañana, cuando toda la familia debería estar desayunando o preparándose para ir al cole y al trabajo. Lo mejor es armar entre todos un menú semanal o quincenal, para así comprar de antemano los ingredientes, y dejar el “tupper” listo la noche anterior.

Escoge alimentos que les gusten

La comida en el colegio no es el mejor momento para que los niños “experimenten” nuevos sabores. Lo más probable es que tus hijos apenas toquen el almuerzo y se llenen de dulces y chucherías. Mejor atenerse a aquellos alimentos que sabes que aceptan de buen grado. Reserva las comidas en casa y los fines de semana para hacerles conocer nuevos platos e insistir en que los prueben.

¿Sobras? Sí, pero mejor “recicladas”

A muchos niños no les atrae almorzar recalentado lo que sobró de la cena anterior. Sin embargo, con un poco de imaginación se pueden aprovechar las sobras y darles nueva forma. ¿Fideos con salsa blanca? Pueden convertirse en croquetas. ¿Arroz blanco? Agrega atún y mayonesa, y sirve frío. ¿Carne o pollo? Córtalos en tiritas y prepara apetitosos bocadillos o wraps.

Con las manos, ¡mejor!

A la hora de armar el menú escolar, procura que todos o la mayoría de los alimentos sean fáciles de manipular. Bocadillos, croquetas, brochetas, palitos de pescado, verduras en cubos o en tiritas, trozos de queso, huevo duro cortado en cuartos, todo ello resulta atractivo para los niños y no requiere asistencia del adulto a cargo. Si envías una porción de comida como carne al horno, pastel o tarta, procura que la porción ya vaya cortada para que el niño pueda comerla pronto y no se le enfríe.

No olvides el postre

¿Qué mejor que terminar el almuerzo con algo dulce? Todos los niños están esperando encontrar un postre para después de comer. Lo mejor es enviar fruta fresca de estación, aunque si la escuela tiene nevera también puedes enviar un yogur. Los dulces y los chocolates es mejor que no formen parte del almuerzo, al menos no en lo cotidiano.

¿Qué platos sueles enviar a tus hijos para que almuercen en el cole? ¿Qué otros consejos agregarías para mantener una alimentación saludable fuera de casa?

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies