Viajar en Semana Santa con Niños en Costa Dorada » LetsFamily
viajar en semana santa con niños en la costa blanca

VIAJAR EN SEMANA SANTA CON NIÑOS: DESTINO LA COSTA BLANCA

La época de Semana Santa es una buena época para viajar a un destino nacional. Generalmente, los días que se tienen de vacaciones en esta época del año no son demasiados, por lo que muchas familias se decantan por viajes que no supongan largas horas de viaje. Esto tiene incluso más sentido si decidimos viajar en Semana Santa con niños. Realizar un viaje de ida y uno de vuelta con los peques en apenas cinco días puede resultar para ellos demasiada aventura y acabar el viaje totalmente agotados.

Una buena idea para viajar en Semana Santa con niños es escoger como destino la Costa Blanca. La temperatura en el mes de abril en la Costa Blanca suele ser muy agradable. Toda la familia podrá disfrutar de las preciosas playas y calas de la costa alicantina o hacer senderismo por caminos que recorran bellos paisajes. Además, son muchas las actividades de ocio que se pueden realizar con niños en la Costa Blanca: parques de atracciones, parques acuáticos, museos… la oferta para los más peques es muy variada.

Por lo tanto, si estás buscando un lugar con buena temperatura, que no suponga realizar un largo viaje y que tenga propuestas de ocio para los niños, tú destino en Semana Santa es la Costa Blanca.

Qué ver en la Costa Blanca:

Empezamos las vacaciones de Semana Santa en la Costa Blanca en el norte de la provincia alicantina, en el municipio de Denia. Si los peques han llegado cansados del viaje y tienen hambre, no se nos viene a la cabeza mejor sitio para comer que Denia. Aparte de comer buen pescado, hay que recorrer sus callejuelas y llegar hasta su castillo, allí hay que dejarse seducir por las preciosas vistas que se tiene de la costa alicantina. A mitad de camino entre Denia y Jávea no nos podemos perder la Cova Tallada.

Tras Denia, Jávea nos sorprende con un casco histórico en el que sus callejuelas invitan a sacar la cámara. El paseo marítimo ofrece mil y una cosas que hacer y las preciosas playas del pueblo invitan al baño.

Calpe es un buen sitio para disfrutar con tus hijos de playas con aguas mansas y limpias. Cerca de estas playas se suceden lugares de importante valor natural como el famoso Peñón de Ifach, promontorio rocoso que alcanza los 330 metros de altura. Otro lugar popular de Calpe es la piscifactoría de los Baños de la Reina. Un paseo por el casco histórico de la localidad ayudará a entender el pasado de un pueblo que estuvo bajo el dominio de varias civilizaciones.

Según avanzamos por las carreteras de la costa alicantina, veremos a lo lejos la silueta de un pueblo abarrotado de casas blancas, es Altea. Si dejamos el coche y nos adentramos en las calles del pueblo descubriremos su iglesia, pequeñas calles empedradas y rincones de aire bohemio que parecen ofrecer un momento de relax al visitante.

Y así llegamos a la hipnótica Benidorm, uno de los lugares más turísticos de España donde las propuestas de ocio no acaban nunca. Playas, bares, restaurantes, discotecas, clubs nocturnos o parques de atracciones están ahí para saciar las ganas de diversión de los turistas.

Si continuamos dirección sur nos recibirá Villajoyosa con las pintorescas casas de colores del barrio de los pescadores y la Iglesia gótica de Nuestra Señora de la Asunción. Cerca se encuentran los restos romanos de la ciudad antigua romana de Allon.

En Alicante capital, el Castillo de Santa Bárbara preside con orgullo una ciudad que nos ofrece multitud de propuestas culturales y de eventos de todo tipo. Numerosos comercios y un animado paseo marítimo completan la oferta de ocio.

Poco a poco nos acercamos a la frontera sur de la Costa Blanca. Las últimas poblaciones que visitaremos son Torrevieja y Santa Pola. Torrevieja cuenta con unos paisajes muy atractivos, destacando sus calas y la preciosa y especial Laguna Rosa. No hay mejor manera para terminar las vacaciones de Semana Santa por la Costa Blanca que disfrutando de las vistas que nos ofrece el mirador del faro de Santa Pola.

 

Qué hacer con niños en la Costa Blanca:

Las opciones de ocio que nos ofrece la Costa Blanca para hacer con niños son numerosas y variadas. Como ya hemos visto, la Costa Blanca cuenta con multitud de playas y calas donde podrás acercarte con los pequeños y disfrutar de un tranquilo día de playa. Además de playas, la Costa Blanca cuenta con parques y parajes naturales donde toda la familia puede disfrutar de realizar una pequeña ruta de senderismo. Llegar hasta el faro del Albir o acercarte en barca a la Isla de Tabarca son dos buenas opciones.

Otra propuesta para hacer con los niños en la Costa Blanca, en esta ocasión en recintos cerrados, es visitar alguno de sus museos. Te proponemos dos, el Museo arqueológico de Alicante que cuenta con un club infantil que realiza talleres en Semana Santa y, para los más golosos, el Museo del chocolate Valor en Villajoyosa.

Las ofertas de parques de atracciones y de aventuras para niños en la Costa Blanca son interminables (en especial en Benidorm): Terra mítica, Dino Park, Aqualandia, Terra Natura, Aqua Natura, Mundomar… elegir uno de ellos se nos antoja complicado.

Por último, y si tenéis la suerte de pillar buen tiempo, una recomendación es disfrutar de las cascadas y pozas de Las Fuentes del Algar, junto a la población de Callosa d’en Sarria.

 

Hoteles para pasar la Semana Santa con niños en la Costa Blanca:

Por último, te dejamos algunas propuestas de hoteles que pueden ser una buena opción de alojamiento al viajar con niños a la Costa Blanca en Semana Santa:

 

Hotel Suitopía

Hotel en Calpe. Suitopía posee un Kids Club donde se llevan a cabo numerosas actividades con niños entre 4 y 17 años. Las habitaciones están muy bien acondicionadas para niños. También cuenta con servicios que facilitan la estancia con bebés como esterilizadores de biberones, baberos, barreras anticaídas en las camas, carritos o cuna.

 

Resort Magic Robin Hood

En Alfaz del Pi. Muy cerca de Benidorm se encuentra este Resort en el que los más pequeños se lo pasarán pipa reviviendo la historia de Robin Hood: parque multiaventura, parque acuático o zonas de deporte son sólo algunas de las propuestas para que los niños disfruten a lo grande.

 

SH Villa Gadea

En Altea. El SH Villa Gadea es otra de las opciones más interesantes cuando se viaja a la Costa Blanca con niños. Se encuentra cerca de la playa, por lo que los niños podrán disfrutar de largas horas junto al mar.

 

Apartahotel Ona Ogisaka Garden

En Denia. Apartahotel muy interesante para alojarse con niños ya que cuenta con una larga lista de servicios para que la estancia de familias con niños o bebés sea perfecta: animación infantil, barra de cama anticaídas, menús infantiles…

 

Hotel del juguete

No podía faltar en esta lista uno de los hoteles más especiales para niños de todo Alicante. El Hotel del Juguete es el sueño hecho realidad de cualquier niño. Tanto las habitaciones como las zonas comunes están ambientadas en el mundo del juguete. Tus hijos pasarán la noche junto a los Playmobil, las barriguitas o los Pin y Pon.