Día de la madre: 5 formas de felicitarte por ser una mamá genial » LetsFamily
embarazo
Dia-Madre

Día de la madre: 5 formas de felicitarte por ser una mamá genial

Eso es perfecto, pero en el día de la madre también te mereces una autofelicitación con la que creerte de verdad que lo estás haciendo estupendamente. Porque, a veces, nosotras somos nuestras peores enemigas, y nos castigamos con cosas que realmente no tienen ninguna importancia.

Claro que podrías llegar más puntual a la entrada del cole, que no se te olvidara nunca firmar la autorización para la excursión de tu hijo y dedicarle aún más tiempo entre semana. Pero también es cierto que tu peque te adora y es el niño o la niña más feliz del mundo, y en eso algo habrás tenido que ver.

Por eso, y porque eres una madre mucho más estupenda de lo que crees, te mereces regalarte lo que más te apetezca. Por ejemplo, estos clásicos que toda progenitora debería disfrutar en algún día de la madre.

  • Una cena con amigas. Está muy bien pasar todo tiempo con tu pareja y tu hijo pero, ¿qué pasa con tus amigas de siempre? ¿Hace cuánto que no os veis fuera de un parque o de un restaurante infantil? Aprovecha el día de la madre para quedar con ellas por la noche y celebrar por todo lo alto que de vez en cuando haya respiros como estos tras los que tendrás aún más ganas de abrazar y llenar de besos a tu hijo.
  • Un tratamiento antiestrés. Nada como la desconexión para sentirte como nueva. Por muy cansada que estés, saca fuerzas de donde puedas para acudir a un tratamiento relajante al menos durante un par de horas. Ese tratamiento puede tener la forma que tu quieras: una sesión de spa, una de peluquería, un masaje largo… Lo importante es que durante ese tiempo solo pienses en mimarte.
  • Una salida con las chicas de la familia. Si tienes hermanas, seguro que hace mucho que no sales con ellas y tu madre a un viaje familiar en el que no haya parejas ni hijos. ¿Qué tal si aprovecháis el día de la madre para instaurar esta tradición? No hace falta que sea un viaje a un lugar lejano, ni siquiera tiene por qué ser un viaje largo. La clave es salir de casa y estar con las otras mujeres de la familia compartiendo lo que os apetezca.
  • Una sesión de películas que no tienes tiempo de ver en casa. Otro buen autoregalo, sobre todo si eres cinéfila, es dedicar dos horas de tu día especial a ver una película sin interrupciones de ningún tipo. Todo un lujo que en ocasiones, cuando eres madre de niños pequeños, resulta difícil disfrutar. Pero un día es un día. ¡Felicidades!

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: