Viajar en Semana Santa | Viajes en la comunidad autónoma » LetsFamily
viajar en semana santa en familia en la comunidad

Dónde viajar en Semana Santa en familia dentro de cada comunidad

 

Por segundo año consecutivo, viajar en Semana Santa será complicado debido a la situación sanitaria. Aunque existen grandes diferencias entre el año pasado y éste. En 2020, la Semana Santa nos encontró en pleno confinamiento. Viajar era una quimera, un imposible. Este año, aunque la pandemia sigue afectando a nuestras vidas, tendremos algo más de libertad y podremos desplazarnos dentro de nuestra comunidad autónoma. Por esta razón, hemos querido hacer una selección de lugares con encanto a los que viajar en Semana Santa en familia sin tener que salir de la comunidad, y con una premisa clara: que en los destinos elegidos primen los pueblos pequeños sobre las grandes ciudades, la naturaleza sobre el asfalto, y los espacios abiertos sobre los espacios cerrados.

 

Comunidades y dónde viajar en Semana Santa dentro de ellas

Galicia

La primera región que visitamos es Galicia. ¿Dónde viajar en Semana Santa dentro de la comunidad gallega? Destinos hay muchos, pues Galicia tiene de todo: playa, montaña, paisajes increíbles, impresionantes monumentos… Sin embargo, nosotros proponemos recorrer algunos de los pueblos más bonitos de la costa de Pontevedra como Cambados, Vilanova de Arousa y, en especial, Combarro. Éste último nos sumergirá en la Galicia más auténtica, y su ría nos guiará entre los hórreos, cruceiros y casas tradicionales de un pueblo en el que tenemos la sensación de que el tiempo se ha detenido en él.

Otra propuesta de viaje para hacer en Galicia: conocer los increíbles paisajes de la Ribeira Sacra.

 

Asturias

En Asturias casi se dan la mano el verde de las montañas con el azul del mar, creando así parajes de gran belleza. Para aquellos que busquen en Semana Santa tranquilidad, una buena idea puede ser hacer una ruta por algunos de los pueblos de montaña más bonitos de Asturias. Las altas y verdes montañas dejan paso en pueblos como Bandujo, Taramundi y Espinaréu a la pizarra, la piedra, los hórreos, las paneras y el silencio.

Otra propuesta de viaje para hacer en Asturias: acercarse al pueblo costero de Cudillero.

 

Cantabria

Parece que esta primavera vamos a necesitar más que nunca el contacto con la naturaleza. En Cantabria, por suerte, no van a faltar lugares donde disfrutar de ella. Un espacio que sorprenderá tanto a grandes y pequeños es el Monumento Natural de las Secuoyas del Monte Cabezón, cerca de la localidad de Cabezón de la Sal. Sin duda, los niños se sorprenderán cuando miren hacia arriba y se encuentren con árboles que llegan hasta los 35 metros de altura. Un bosque único para pasar una Semana Santa diferente.

Otra propuesta de viaje para hacer en Cantabria: desconectar en los Valles Pasiegos

 

País Vasco

¿Dónde viajar en Semana Santa en el País Vasco? ¡Son tantos los lugares con encanto que existen en tierras vascas! San Juan de Gaztelugatxe está considerado como uno de los lugares más bonitos de España. Una ermita del siglo X en la cima de una colina en un pequeño islote que se abraza al mar. Eso es San Juan de Gaztelugatxe. A muchos niños les hará ilusión, si consiguen subir los 241 escalones que llevan hasta la cima del peñasco, encontrarse en uno de los lugares que fue escenario de la famosa serie “Juego de tronos”.

Otra propuesta de viaje para hacer en el País Vasco: visitar algunos de los pueblos más bonitos de Álava: Laguardia, Labastida y Labraza.

 

Navarra

Un plan para hacer en familia en Semana Santa en Navarra es realizar la Ruta de la Brujería. Un recorrido para que grandes y pequeños conozcan más sobre el mundo de las brujas. Pero no el de las de gorro puntiagudo, escoba voladora y verruga en la nariz, sino el de aquellas mujeres que fueron acusadas de brujería en los siglos XVI y XVII. Una ruta con cuatro itinerarios por el norte de la Comunidad Foral de Navarra, que tiene su epicentro en las cuevas de Zugarramurdi y que recorre algunos de los paisajes más bonitos del norte de España.

Otra propuesta de viaje para hacer en Navarra: descansar en el Parque Natural de las Bardenas Reales.

 

Castilla y León

En una comunidad tan extensa como Castilla y León, existen infinidad de pueblos y paisajes a los que viajar en Semana Santa en familia. Uno de los lugares más bonitos de la región castellanoleonesa son los Arribes del Duero. El Parque Natural de los Arribes del Duero se extiende por las provincias de Zamora y Salamanca, además de por el país vecino. El río Duero crea en los Arribes parajes agrestes y de gran belleza. En algunos de los muchos miradores que hay en el parque el viajero puede disfrutar de hermosas postales como en el Mirador Picón de Felipe o el Mirador del Fraile. A los más pequeños les encantará ver una cascada, la del Pozo de los Humos, y surcar las aguas del río Duero en barco.

Otra propuesta de viaje para hacer en Castilla y León: visitar el majestuoso castillo del pueblo segoviano de Coca.

 

La Rioja

La Rioja y el vino. El vino y La Rioja. Parece que lo primero que nos viene a la cabeza al pensar en la comunidad riojana son sus exquisitos caldos con denominación de origen. Sin embargo, La Rioja esconde otros muchos tesoros, a pesar de su pequeño tamaño. Proponemos hacer una ruta en Semana Santa por los lugares donde nació el castellano: los Monasterios de Suso y Yuso. También acercarse hasta los pueblos de Santo Domingo de la Calzada y Nájera para empaparnos de historia y leyendas.

Otra propuesta de viaje para hacer en La Rioja: respirar aire puro en el Parque Natural Sierra de Cebollera.

 

Aragón

Y si hablamos de pueblos pequeños y bonitos, la localidad oscense de Aínsa se coloca en los primeros puestos de la lista. La belleza de Aínsa radica no solo en un entorno de esos que quitan el hipo, en pleno Pirineo oscense, sino también en un casco histórico donde la piedra es la protagonista principal, en una Plaza Mayor considerada como una de las más bonitas de España, y en un importante conjunto monumental que incluye el castillo, la Iglesia Parroquial de Santa María y, un poco alejado del centro histórico, la legendaria Cruz cubierta de Aínsa.

Otra propuesta de viaje para hacer en Aragón: hacer una ruta por algunos de los pueblos más bonitos de Teruel como Albarracín, Valderrobres, Calaceite, Molinos y Rubielos de Mora.

 

Cataluña

No es nada fácil elegir un lugar en Cataluña donde viajar en Semana Santa en familia, ya que la región posee infinidad de paisajes espectaculares junto al mar y la montaña. Sin embargo, para aquellos que no lo conozcan, el pueblo gerundense de Besalú puede convertirse en una apuesta segura. El magnífico puente de piedra que nos conduce al casco histórico de la localidad nos está diciendo que nos adentramos en un lugar especial. Nuestras sospechas se confirman al recorrer el casco histórico y descubrir monumentos de la talla del Monasterio de Sant Pere o la Iglesia de San Vicenç. Visitar el único Mikvé que existe en España de la Edad Media es un aliciente más para acercarse a Besalú.

Otra propuesta de viaje para hacer en Cataluña: asombrarse con la ubicación en la que se encuentra el pueblo de Castellfullit de la Roca.

 

Extremadura

El manto blanco que cubre el Valle del Jerte al comienzo de la primavera no tiene nada que ver con las nieves que caen en el frío invierno, sino con uno de los momentos más bellos que se pueden apreciar en España: la floración de cientos de miles de cerezos. Pero además de disfrutar de este espectáculo que nos regala la naturaleza, en el Valle del Jerte hay otros muchos lugares que merecen una escapada. El Mirador del Puerto de Tornavacas; los pueblos de El Torno, Cabezuela del Valle y Casas del Castañar; y el hermoso paisaje de La Garganta de los Infiernos. Todos justifican una visita a la comarca natural del Valle del Jerte.

Otra propuesta de viaje para hacer en Extremadura: pasear por los rincones más bellos de tres pueblos de la provincia de Badajoz, Jerez de los Caballeros, Zafra y Olivenza.

 

Madrid

La Comunidad de Madrid ha vivido incontables hechos históricos. Eso se refleja en la capital y en numerosos pueblos de la región en los que se dejan ver en sus calles las huellas del pasado. Uno de esos pueblos con historia es Chinchón, que posee un conjunto monumental y arquitectónico muy interesante. La Plaza Mayor de Chinchón, con sus característicos 243 balcones de color verde, es una de las más famosas de España. Otras construcciones destacadas de Chinchón son el Castillo de los Condes, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, la Casa de la Cadena, el Convento de los Agustinos y la Torre del Reloj.

Otra propuesta de viaje para hacer en Madrid: Rascafría y un increíble entorno natural que incluye el Bosque finlandés, la Cascada del Purgatorio y Las Presillas.

 

Castilla la Mancha

En el año 1946, Camilo José Cela decidió recorrer la comarca de La Alcarria para, dos años después, reflejar lo que allí vivió, sus paisajes, sus pueblos y sus gentes, en su famoso libro “Viaje a la Alcarria”. En 2021, acercarse a descubrir estas tierras en las que dejó su huella el premio nobel 75 años antes, sigue siendo un plan perfecto, sobre todo para hacer en familia. En La Alcarria de Guadalajara hay varios pueblos imprescindibles: Torija y su magnífico castillo; Hita, población estrechamente relacionada con la figura del Arcipreste de Hita; Brihuega y su vasto conjunto monumental; Cifuentes, lugar que vio nacer a la princesa de Éboli y Pastrana con el Palacio Ducal, edificio donde estuvo encerrada la princesa.

Otra propuesta de viaje para hacer en Castilla la Mancha: seguir los pasos del “Hidalgo caballero” realizando la “Ruta de Don Quijote”.

 

Comunidad Valenciana

Sin duda, la Comunidad Valenciana es sinónimo de mar, playa, buen tiempo, sol, luz y color. Sin embargo, también cuenta con preciosos pueblos de interior en donde el viajero encontrará otro tipo de turismo. Guadalest es uno los pueblos con mayor encanto del interior de la provincia de Alicante. Las sierras que abrazan la localidad, un embalse de aguas azul turquesa, el Castillo de Guadalest, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, la Casa Orduña y ocho museos, son la carta de presentación del municipio alicantino.

Otra propuesta de viaje para hacer en la Comunidad Valenciana: caminar por las calles de uno de los pueblos más bonitos de España: Morella.

 

Andalucía

La Alpujarra granadina, en las faldas de Sierra Nevada, puede ser ese destino especial que el viajero busca en Andalucía para esta Semana Santa. En la comarca alpujarreña, además de preciosas vistas que nos dejan sin palabras, hay pueblos de enorme belleza, en especial los que forman el barranco de Poqueira: Pampaneira, que refleja como ningún otro la arquitectura tradicional de la zona; Bubión, desde el que tenemos unas vistas increíbles del entorno; y Capileira, que cuenta con varios monumentos de interés y es perfecto para hacer senderismo.

Otra propuesta de viaje para hacer en Andalucía: descansar en los paisajes del Cabo de Gata

 

Murcia

Y si vives en la Región de Murcia y te preguntas dónde viajar en Semana Santa dentro de la comunidad, tenemos una propuesta muy interesante: el Valle de Ricote. ¿Y qué es lo que tiene de especial? La respuesta es pueblos con encanto, un conjunto monumental de gran valor, yacimientos arqueológicos, hermosos paisajes, abundante naturaleza, aguas termales y una ruta que encantará a los más pequeños: “La Ruta de las Norias” en el pueblo de Abarán, donde descubriremos antiguas norias de agua que todavía están en funcionamiento.

Otra propuesta de viaje para hacer en Murcia: realizar rutas de senderismo o en bicicleta en el entorno natural de Mazarrón.

 

Baleares

Las cuatro grandes islas de las Baleares esconden tesoros espectaculares. Un plan interesante para esta Semana Santa es hacer una ruta costera por Menorca, descubriendo las playas y calas más bonitas de la isla y acercándonos a visitar un tipo de construcción que, además de vistas espectaculares, nos sugieren paz, soledad y silencio: los faros. En cuanto a las playas, destacan Cala Pregonda, Cala en Turqueta, Cala Mitjana, Cala Macarella y Cala Macarelleta. Los faros que se pueden visitar en Menorca son los de Punta Nati, Cavalleria, Sa Farola, Artrutx, Faváritx e Illa del Aire.

Otra propuesta de viaje para hacer en Baleares: descubrir la otra Ibiza, la de pueblos tranquilos y rutas por la naturaleza en localidades como Santa Eulalia del Río, San Carlos, San Mateo de Albarca y Santa Gertrudis de Fruitera.

 

Canarias

Una de las ventajas de viajar en Semana Santa en familia por las Islas Canarias es que, con un alto porcentaje de probabilidad, el tiempo nos va a acompañar y podremos realizar un buen número de actividades al aire libre. En Lanzarote nos están esperando el asombroso Parque Nacional de Timanfaya, el tubo volcánico de Jameos del Agua, los viñedos de Geria, el Charco Verde o la Cueva de los Verdes, entre otros elementos naturales sorprendentes. Además, la isla invita a descansar en las playas de Famara y del Papagayo y en los pueblos de Haría y Yaiza.

Otra propuesta de viaje para hacer en Canarias: ver el atardecer en Punta de Teno, en el noroeste de la isla de Tenerife.