Mujeres importantes que cambiaron la historia » LetsFamily
mujeres importantes de la historia

Mujeres importantes que cambiaron la historia

 

Aunque hoy en día las mujeres siguen luchando por sus derechos, hubo un tiempo en el que hechos tan triviales e intrascendentes como que una mujer pudiera votar o dar clases en una universidad eran impensables. Por suerte, algunas mujeres valientes consiguieron con su empeño y tenacidad que se produjeran importantes avances en la lucha por los derechos de la mujer. Por esta razón, y con la vista puesta en el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, hemos querido recordar a algunas mujeres importantes de la historia que fueron pioneras en distintos campos reservados hasta el momento solo a los hombres.

 

Marie Curie (1867 – 1934)

Si hubiera que poner un nombre de mujer a la ciencia, ese sería, sin duda, el de Marie Curie. Y es que, si hablamos de mujeres científicas importantes de la historia, su nombre es el primero que se recuerda. Nació en Polonia, aunque se trasladó a Francia para poder estudiar física en la Universidad de París. Fue precisamente allí donde conoció a Pierre Curie, su esposo y quien apoyaría a Marie en sus estudios sobre la radioactividad. Descubrió dos elementos nuevos, el radio y el polonio. Sus estudios hicieron que se pudiera avanzar en la búsqueda de tratamientos contra el cáncer, abriendo laboratorios donde poder seguir investigando. Algunos de sus hitos fueron conseguir ser catedrática en la Universidad de París, en una época en la que no había mujeres profesoras en las universidades, y, sobre todo, ser la primera persona en ganar dos premios Nóbel, uno en física en 1903 y otro en química en 1911.

 

Rosa Parks (1913 – 2005)

Rosa Parks o la historia de cómo un sencillo gesto cambió la vida de muchas personas. Rosa Parks nació y vivió en Montgomery, Alabama, en una época en la que la segregación racial era algo habitual en los Estados Unidos y en la que las personas de color eran discriminadas en los espacios públicos. Un 1 de diciembre de 1955, Rosa Parks, de 42 años y defensora de los derechos civiles de los afroamericanos, se subió a un autobús ocupando la parte delantera del mismo, asientos que estaban reservados entonces a los blancos. Cuando el conductor y la policía la advirtieron de que debía abandonar su asiento e irse a la parte trasera del autobús que era la de la gente negra, ella se negó y fue arrestada. A partir de ese momento surgieron numerosas protestas que pedían el fin de las diferencias raciales. Poco después las protestas y las manifestaciones dieron sus frutos.

 

Emmeline Pankhurst (1858 – 1928)

A comienzos del siglo XX, en pocos lugares del mundo las mujeres tenían derecho al voto. En algunos países comienzan entonces a surgir figuras importantes que luchan por conseguir que las mujeres puedan votar. Emmeline Pankhurst fue una de esas mujeres pioneras en pedir el voto para la mujer, fundando para ese fin la Unión Social y Política de Mujeres en el año 1903. Su forma de pensar queda clara con su lema “Hechos, no palabras” y su determinación en que fue encarcelada hasta 13 veces. Nada pudo con ella y su lucha por el derecho al voto femenino quedó para la historia.

 

Virginia Woolf (1882 – 1941)

Virginia Woolf fue una de las escritoras más importantes de la primera mitad del siglo XX, capaz de mostrar su apasionante vida interior y de luchar por los derechos de las mujeres utilizando para ello las palabras.

Varios acontecimientos a lo largo de su vida, como la muerte de su madre o los abusos sexuales que sufrió de sus hermanastros, llevaron a la autora de Mrs. Dolloway a padecer continuas depresiones. Además, en algunas de sus obras criticaba el machismo de la sociedad de su época, poniendo voz a las reivindicaciones de las mujeres en lo que respecta a derechos básicos. En “Una habitación propia”, quizá su obra más famosa, defiende que las condiciones de la mujer son distintas a las de los hombres. Víctima de las continuas depresiones, decidió quitarse la vida ahogándose en el río.

 

Amelia Earhart (1897 – 1937)

Amelia Earhart nos muestra como una mujer puede cumplir sus sueños si lo desea, por muy altos que estos sean, y como puede superar límites que parecían en su época solo al alcance de los hombres. Amelia Earhart, con sus hazañas, hizo creer a las mujeres que los sueños son alcanzables si se luchan por ellos. Su gran pasión era la aviación y consiguió ser piloto. Pero esto para ella no era suficiente. Algunos de sus grandes retos fueron ser la primera mujer en cruzar sola el Atlántico y la primera persona que lo cruzó en dos ocasiones. Murió tratando de conseguir otro de sus grandes desafíos: dar la vuelta al mundo.

 

Jane Goodall (1934)

En nuestra lista de mujeres importantes que cambiaron la historia, queríamos incluir a alguna de ellas que fuese pionera en la protección del medio ambiente y de las especies que lo habitan. No hemos encontrado mejor representante para ello que Jane Goodall. Nacida en Londres en 1934, Jane Goodall llegó a Gombe, en Tanzania, tras haber trabajado en Kenia. En Tanzania la encargan la misión de estudiar la vida de los chimpancés, un encargo al que dedicaría toda su vida. Su gran labor ha sido reconocida con multitud de premios, entre ellos el Premio Príncipe de Asturias de la Investigación. Su esfuerzo por conocer mejor la vida de los chimpancés tiene su continuación gracias al trabajo del instituto que lleva su nombre.

 

Clara Campoamor (1888 – 1972)

Pero en España también hemos tenido figuras de mujeres importantes que consiguieron cambiar la historia luchando por los derechos de las mujeres, como Concepción Arenal o la persona que nos ocupa, Clara Campoamor. Esta abogada, escritora y política luchó por conseguir el derecho a voto de las mujeres. Se presentó como candidata a las cortes constituyentes de junio de 1931. Fue famoso el debate que mantuvo con otra mujer, Victoria Kent, quien defendía que se aplazase la aprobación del derecho al voto de la mujer. Clara Campoamor contesta a Victoria Kent con un discurso en el que defiende justo lo contrario, que la mujer debe tener derecho a voto. Se somete a votación, aprobándose con 161 votos a favor y 121 en contra, el derecho al voto femenino. La primera vez que las mujeres pudieron votar fue en las elecciones municipales de abril de 1933. Clara Campoamor tuvo que exiliarse cuando estalló la guerra civil y murió en Suiza el 30 de abril de 1972.