Viajes para papás solos con sus hijos: un planazo de verano | LetsFamily
embarazo
Viajes solo con padres

Viajes para papás solos con sus hijos: un planazo de verano

¿Qué ventajas tienen?

  • Te lo dan todo hecho: Improvisar a la hora de viajar con niños no es muy buena idea, y menos aún si somos el único adulto a cargo. A muchos papás les desanima el pensar que puedan verse en algún imprevisto o, simplemente, que el trabajo que da encargarse de ellos (sobre todo si son pequeños) acabe por hacer que no disfrutemos de las vacaciones. Eligiendo un viaje organizado nos quitamos de en medio un montón de problemas logísticos y además tenemos la seguridad de que si surge algún problema hay una organización detrás que nos respalda.
  • Más niños: La otra opción a la hora de irnos de vacaciones solos con los niños suele ser “tirar de familia”. Si hay hermanos, primos u otros niños de su edad, perfecto, pero a veces no es así y los niños pasan el verano rodeado de adultos, cuando lo que más les divierte es jugar entre ellos. En estos viajes, los peques se lo pasan genial compartiendo experiencias con otros niños que acaban de conocer pero que se convierten en grandes amigos tras pasar unos días juntos.
  • Los papás también: Otros de los atractivos de este tipo de viajes es hacer nuevos amigos con los que pasar unos días agradables y, en caso de que hayamos hecho buenas migas, continuar la relación una vez que hayamos llegado a nuestro destino.
  • Ventajas en los precios: Las familias monoparentales muchas veces se encuentran con el problema de que todo está pensado para dos (por ejemplo, el precio de una habitación sencilla y el de una doble suele ser el mismo). Las agencias que trabajan con familias monoparentales tienen acuerdos especiales con los alojamientos para acomodar a toda la familia a precios reducidos. 

 

¿Cómo son?

Hay agencias especializadas en organizar viajes de este tipo. Tras ponerte en contacto con ellos te orientarán sobre el destino adecuado para tu familia en función de vuestros intereses, presupuesto y la edad de los niños. En algunas de ellas, desde el mismo momento de la reserva te ponen en contacto con el resto de padres de la excursión para que os vayáis conociendo.

 

Depende de la agencia y del presupuesto, pero algunas cuentan con animadores que se encargan de amenizar el viaje y entretener a los niños ya desde el punto de partida. Siempre se organizan actividades grupales para romper el hielo, tanto entre niños como entre adultos. Si los niños son grandecitos, pueden repartir su tiempo entre actividades con su padre/ madre o con los otros niños, siempre bajo la supervisión de monitores.

 

¿Qué destino elegir?

En función de nuestros intereses o el presupuesto familiar hay un montón de opciones: parques temáticos por toda Europa, destinos playeros… pero un plan estrella para familias suelen ser las vacaciones multiaventura. Son estancias en alojamientos rurales que combinan actividades como tirolina, piragüismo, senderismo… con otras más relajadas en la piscina y animadas veladas. ¡Un verano diferente!

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo: