Parto

Mientras estás en medio del trabajo de parto, tu pareja (o la persona que te acompañe) no puede hacer demasiado, más allá de apoyarte y sostenerte durante esos momentos. Y si bien hay algunas –pocas– cosas que puede hacer por ti, existen muchísimas otras conductas que no solamente no ayudan, sino que empeoran todo. ¿Cuáles son?
En Estados Unidos, Canadá y Australia comenzó a instalarse la tendencia de no pinzar el cordón umbilical en los bebés, y poco a poco este hábito ha ido llegando a los diferentes países. ¿Moda peligrosa, o el descubrimiento de un parto verdaderamente natural? El parto lotus se ha instalado en las discusiones sobre parto respetado, y ha generado que se alcen tanto voces a favor como en contra. Pero, ¿en qué consiste exactamente?
Así como es posible atravesar un embarazo sin experimentar la mayoría de los típicos síntomas, también existen algunos casos en los que la mujer no llega a enterarse de su estado hasta el mismísimo momento en que se pone de parto. Por supuesto que estamos hablando de casos excepcionales, que suelen salir en los periódicos por lo insólitos que son. ¿Cómo puede una mujer adulta y –supongamos– con un nivel medio de instrucción, atravesar nueve meses de embarazo sin darse cuenta de lo que está ocurriendo en su cuerpo?
Así como la lactancia materna es la manera más segura y completa de alimentar a tu bebé recién nacido, no a todas las mujeres les resulta sencilla. Por eso éste es uno de los temas que de seguro abordarás en tus clases de preparación para el parto: cómo preparar tus pezones para el momento (que ya está muy próximo) de amamantar a tu bebé. Con ciertos cuidados previos, las molestias y dolores no serán un obstáculo para una buena lactancia.
Dar a luz a tu bebé puede ser la experiencia más maravillosa del mundo. Sin lugar a dudas, uno de esos momentos que recordarás toda tu vida. Es natural que quieras compartirla con tus seres queridos, y ello puede incluir a tus hijos mayores. Sin embargo, hay muchas personas –y maternidades– que consideran que los niños no deberían estar en la sala de partos durante el nacimiento de su hermanito. Aquí exponemos 5 posibles razones.