Cuidados tras el parto

Comentar: (0)

Compartir:

Ya tienes a tu bebé contigo, y ahora que conoces esa felicidad no la cambiarías por nada del mundo. Pero para poder disfrutar de ella al 100% tu cuerpo debe recuperarse como se merece tras portarse como un campeón cuidando de tu hijo durante 9 meses y trayéndolo al mundo.

No se trata de recuperar tu silueta anterior, para eso ya tendrás tiempo si es lo que quieres. Lo importante es volver a estar en forma en el sentido más amplio de la palabra: recuperar en lo posible el descanso, procurar que el esfuerzo del parto no pase factura a músculos y ligamentos, volver a practicar algo de deporte si encuentras un poco de tiempo...

Estas son algunas de las prácticas postparto que tu cuerpo agradecerá.

  • Alimentación. Procura comer sano y saludable. Y por sano y saludable no nos referimos a que cocines todo a la plancha y te alimentes únicamente de verduras y hortalizas sino que comas de todo para aportar a tu cuerpo todos los nutrientes que necesita en esta nueva etapa, en la que gastarás mucha energía. Es fundamental no olvidarse de las proteínas para reparar los tejidos, pero también debes incluir fibras y lípidos, además de cuantas más frutas y verduras, mejor. 
  • Recuperar la zona del perineo. Como sabes, la musculatura del suelo pélvico puede perder su tono. Para recuperarlo la opción más eficaz es realizar los ejercicios de Kegel, una herramienta para prevenir y solucionar los problemas de incontinencia urinaria en mujeres tras el parto. Se trata de contraer la musculatura del suelo pélvico, lo que se consigue al realizar una serie de contracciones controlando todos los músculos pélvicos. 
  • Tiempo para ti. Sabemos que es difícil sacar tiempo para una misma cuando acabas de convertirte en mamá, pero debes esforzarte por hacerlo porque los beneficios de cuidarte y mimarte aunque sea únicamente un poco son muchos. No sólo para ti, también para el bebé: cuanto mejor te encuentres tú física y anímicamente, mayor bienestar transmitirás a tu hijo. Se trata de que saques tiempo para darte un baño relajante de vez en cuando, que mantengas tus rituales de belleza si los tenías, que procures mantener las horas de sueño a pesar de que el bebé se despierte – quizá tengas que pedir a quienes tengas cerca que te echen una mano o aprovechar para dormir cuando lo haga el bebé-. De esa forma, aunque toda tu atención esté focalizada en tu hijo, también tendrás un pequeño espacio propio.
  • Vuelta al ejercicio. No conviene que retomes deportes muy agresivos inmediatamente porque el cuerpo tarda un poco en recuperarse, deja pasar al menos un par de meses para eso. Lo que sí te aportará muchos beneficios es algo de ejercicio suave como la natación, el pilates o caminatas a paso ligero.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Average: 3 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies