¿Es posible parir a un bebé grande de forma natural?

Comentar: (0)

Compartir:

¿Es posible parir a un bebé grande de forma natural?

Cuando en la ecografía del tercer trimestre el médico nos informa que el bebé que esperamos será grande, puede que esto nos preocupe: ¿significa que deberemos ir a cesárea? Exactamente, ¿cuánto pesa un bebé para considerarlo grande? ¿Qué tipo de parto podemos esperar?

Bebé tamaño extra large

Se calcula que el peso promedio de los bebés recién nacidos que han llegado a término se encuentra entre los 2,5 y los 4 kilos. Un bebé que excede este peso se considera macrosómico –vamos, “grande” para decirlo fácil. Los factores de riesgo aumentan cuando el tamaño del bebé es más de 4,5 kilos de peso, cosa que ocurre aproximadamente en un 5% de los nacimientos. Y no siempre resulta fácil determinar el peso de un bebé antes del parto, ya que a veces solo se comprueba con certeza al pesarlo.

¿Por qué puede ser tan grande un bebé?

Las causas por las que algunos bebés nacen más grandes de lo normal no siempre quedan claras, ya que en algunas circunstancias es un tema genético (a padres voluminosos, hijos voluminosos). Sí se sabe que las posibilidades aumentan en caso de que la madre padezca diabetes gestacional, obesidad, o que el embarazo se salga de cuentas. También el sexo del bebé, ya que los varones tienden a pesar más que las niñas. Finalmente, si tu primer bebé fue grande, es probable que el siguiente también lo sea.

Alternativas a la cesárea: ¿natural, ventosa o fórceps?

A diferencia de lo que muchas embarazadas temen, el parto de un bebé grande no necesariamente tiene que ser por cesárea. Es verdad que hay algunos riesgos, como mayor incidencia de desgarros, hemorragia o necesidad de una episiotomía, pero un bebé grande puede nacer por vía vaginal. Cuando hace falta ayudarlo en el último tramo del canal de partos, el médico puede utilizar instrumental, como la ventosa o el fórceps.

Los bebés grandes tienen cierto riesgo de sufrir una distocia de hombros, que es quedarse atorado detrás del hueso púbico de la madre, y que requiere intervención médica para ayudarlo a salir. A veces esto requiere una fractura de clavícula pero no te preocupes, ya que después sana sin inconvenientes.

Otros factores que intervienen en el tipo de parto

En realidad, el impedimento para un parto vaginal no depende únicamente del tamaño del bebé sino de la proporción entre el diámetro de la cabeza y la pelvis materna. La naturaleza es sabia, y por eso suelen ser las madres más corpulentas quienes dan a luz bebés más grandes. En principio, debes quedarte tranquila de que no hay un límite de peso establecido para que un parto no pueda ser vaginal. Claro que es más sencillo si la embarazada no es primeriza, ya que si ya ha tenido un bebé por parto normal es más factible que el segundo bebé también nazca por esta vía, aún si es grande.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados