La música durante el parto

Comentar: (0)

Compartir:

La música durante el parto

La música nos serena, nos conecta con emociones positivas y puede ser de gran ayuda también para el momento del parto. Veamos cuáles son algunas de sus ventajas.

Música para relajarse

Numerosos estudios demuestran los beneficios que tiene la música sobre el sistema nervioso: escuchar una música relajante durante el trabajo de parto ayuda a las mamás a tranquilizarse entre contracción y contracción, a que el tiempo transcurra más rápido y, en algunos casos, incluso puede ayudarlas a mitigar el dolor. Por otro lado, como el bebé también escucha la música desde el interior del cuerpo de su madre, puede funcionar como una manera de mantener la comunicación entre madre e hijo durante el parto.

Las playlists del parto

Jacques Moritz, ginecólogo estadounidense con 25 años de experiencia, elaboró una lista de canciones que, en su opinión, resultan idóneas para los distintos momentos de parto: comienza con música tranquila ideal para posibilitar la relajación entre contracciones, incluye temas con energía para el momento de pujar, y concluye con una pieza clásica, la Suite para violonchelo solo n° 1 de Bach, para el primer encuentro con el bebé recién nacido. Sin embargo, lo más importante si quieres escuchar música en tu parto es que elijas canciones que a ti te resulten agradables y que te remitan a momentos felices, que no tengas asociadas con ninguna emoción negativa.

Escuchar, ¿y también cantar?

Ya desde hace 20 años comenzó a implementarse una técnica de control de la respiración durante el parto que canaliza la voz en el canto: como lo lees, en lugar de gritar hasta desgañitarte, o de contener tus impulsos, lo que se busca es que puedas canalizar la energía y soltar sonidos armoniosos utilizando el diafragma, y no lastimando tu garganta. Así como en algunas clases de preparación al parto se enseña a soltar el aire formando una “o”, esta técnica también permite alcanzar un estado de relajación como en la meditación.

El propio Leboyer transmitió a la sociedad occidental la técnica de canto carnático en la década de 1960. Él conoció esta técnica en el sur de la India, al igual que otra que hizo famosa en Europa, la del masaje shantala para relajar a los bebés. Hoy en día existen numerosos talleres para aprenderla y emplearla tanto en el embarazo como en el parto.

¿Te gustaría parir con música? ¿Qué canciones elegirías para escuchar en la sala de partos?

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados