¿Qué es el parto a término?

Comentar: (0)

Compartir:

¿Qué es el parto a término?

La expresión “parto a término” se utiliza para diferenciarlo del parto prematuro. Pero, ¿cuándo está verdaderamente listo para nacer un bebé?

Viejas definiciones

Si bien la fecha probable de parto se calcula a partir de las 40 semanas, o 280 días, después del último período, se sabe que solo aproximadamente un 5% de los niños nacen en la fecha prevista. Tradicionalmente se hablaba de parto a término para referirse a cualquier nacimiento que se produjese entre la semana 37 y la 42. Estamos hablando, por lo tanto, de un margen de más de un mes. Y esto podía prestarse a confusiones.

 

Una semana más o menos no da lo mismo

Los estudios recientes vienen comprobando que, si bien en la mayoría de los casos, un bebé nacido a las 37 semanas de gestación está bien preparado para respirar por sí solo, alimentarse y no padecer secuelas (por lo que ya no sería prematuro), lo cierto es que las perspectivas son aún mejores para quienes sí completan las 39 semanas de gestación. En efecto, esas dos semanas entre la 37 y la 38 aportan mucho al bebé que aún está en la barriga. Por ello no se deberían programar cesáreas o inducir partos salvo que haya razones médicas de peso que lo ameriten. En gestaciones saludables, lo mejor es siempre dejar que el parto se desencadene por sí solo.

Nuevos términos

En la actualidad, la comunidad médica acuerda en referirse a distintos tipos de parto a término según cuándo tengan lugar. Así, de acuerdo con términos aportados por el Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología se habla de parto a término temprano para bebés nacidos en la semana 37 o 38, parto a término normal para los nacidos entre la semana 39 y 40, y parto a término tardío en la semana 41 o la 42.

 

Ventajas del parto a término

Un bebé que nace a término completo tiene mejor desarrollo de sus músculos, mejor reflejo de succión y deglución, por ende se alimenta mejor y gana peso más rápido.

Puede permanecer despierto por períodos más prolongados y regulan mejor sus niveles de glucosa en sangre.  Pero además, un parto que se desencadena por sí solo tiene mayores posibilidades de desarrollarse con normalidad y no requerir intervenciones. Por eso, siempre que sea posible es mejor dejar que la naturaleza siga su curso.

 

¿Y si me quieren inducir el parto antes?

Es importante que converses con tu médico y que comprendas que la decisión de inducir el parto antes de la semana 39 suele deberse a que los riesgos de continuar con el embarazo superan a los beneficios, ya sea porque está en juego tu salud (ejemplo es el caso de preeclampsia) o la de tu bebé (si se detecta, por ejemplo, placenta envejecida).

Finalmente, en el caso de las gestaciones múltiples, a diferencia de los partos de un solo bebé, sí se calcula que es preferible que los bebés nazcan en la semana 37 o 38, considerándose estos plazos normales para los partos de gemelos o mellizos.

 

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies