5 errores que retrasan el embarazo

Comentar: (0)

Compartir:

5 errores que retrasan el embarazo

Si bien para algunas personas el embarazo llega de inmediato (vamos, a veces sin estar buscando un bebé), para otras la búsqueda puede prolongarse por meses y hasta años sin que ello implique un problema de fertilidad. 

Por un lado, es asunto de probabilidad y estadística: en cada ciclo una mujer saludable tiene alrededor de un 15% de posibilidades de concebir. Por otro lado, presta atención a estos cinco errores: es posible que estés retrasando tu embarazo sin darte cuenta.

Ignoras por completo tu ovulación

Típicamente, las mujeres ovulamos una vez al mes, y una vez que el folículo del ovario expulsa al óvulo, este tiene entre 12 y 24 horas para ser fecundado. Si aún no estás monitorizando tus ciclos –ya sea con tests de ovulación, con una aplicación para el móvil o con métodos naturales como el control de la temperatura basal- es posible que transcurran muchos meses antes de que tú y tu pareja le atinen con la fecha exacta para mantener relaciones y hacer un bebé.

Condicionáis en absoluto vuestra vida sexual a tu ovulación

Lo opuesto también es un error: no puedes condicionar tus encuentros de pareja a lo que te indique un calendario o una aplicación. No solamente que estos calendarios no tienen una verdad absoluta, sino que ello puede llevaros a cargarse de ansiedad y tensiones. Lo ideal es relajarse, seguir disfrutando de la vida sexual y mantener relaciones cada dos o tres días, en todo caso procurando incrementar los encuentros los días fértiles.

Escogéis el lubricante equivocado

Si en vuestras relaciones íntimas empleáis lubricante, aseguraos de elegir uno que no afecte la movilidad del esperma. Determinados lubricantes comerciales tienen espermicida y pueden interferir en la concepción. Por fortuna, los hay amigables con el esperma, e incluso se puede recurrir a un lubricante natural como el aceite de oliva.

Esperas el embarazo para empezar a cuidarte

Estás más que dispuesta a renunciar a tus largas salidas nocturnas, a las copas con amigas, al tabaco, a la comida chatarra y a la vida sedentaria… en cuanto te quedes embarazada. Pero todos esos malos hábitos no solamente pueden ser dañinos para tu bebé, sino que también demoran la concepción. En cuanto decidas buscar un embarazo, haz un chequeo médico preconcepcional y comienza a cuidar de tu cuerpo como si ya estuvieses encinta.

No considerar cómo tu lactancia afecta tu fertilidad

Ante todo, ¡dar el pecho nunca es un error! Pero sí puede retrasar un nuevo embarazo. Puede que hayas optado por la lactancia prolongada, o puede que incluso con un bebé muy pequeño, hayas decidido buscar pronto al hermanito porque prefieres criarlos juntos. De cualquier manera, has de saber que las hormonas de la lactancia interfieren con la ovulación, y disminuyen tus posibilidades de concebir un segundo bebé. Si no quieres destetar por completo a tu hijo mayor, prueba espaciar las tomas, emplear un extractor de leche o dejar de darle el pecho por las noches.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
4

Average: 4 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies