5 propósitos de Año Nuevo que te ayudarán a concebir | LetsFamily
embarazo

5 propósitos de Año Nuevo que te ayudarán a concebir

Dejar de fumar

Una de las mejores cosas que puedes hacer por ti y por tu futuro bebé aún antes de concebirlo. El tabaquismo afecta negativamente tus probabilidades de concebir, pero además, fumar en el embarazo es muy perjudicial para tu bebé, ya que los hijos de madres fumadoras tienen más posibilidad de desarrollar problemas de salud, de nacer con bajo peso o en un parto prematuro. Abandona ya mismo el hábito, no esperes al test de embarazo.

Mantenerte en tu peso ideal           

No es bueno que estés delgada como un junco si quieres embarazarte. Tampoco el sobrepeso –y menos, la obesidad- ayudan a concebir. Muchas mujeres realizan consultas médicas porque no logran quedarse embarazadas, y al cambiar su dieta con ayuda de un nutricionista y volver a su peso, el embarazo llega sin necesidad de tratamientos. Consumir alimentos frescos, llevar una alimentación variada y cambiar las bebidas gaseosas por agua son tres pasos que puedes dar.

Hacer controles médicos

¿Eres de las que se dejan estar con los chequeos? Si estás buscando quedarte embarazada, mejor anticípate y haz una consulta preconcepcional. Además de comprobar tu estado general de salud, el médico te indicará que comiences a tomar ácido fólico y, en algunos casos, suplementos de vitaminas y minerales.

Disfrutar junto a tu pareja

Es cierto que conocer la fecha de ovulación y mantener relaciones sexuales durante determinados días puede acelerar los plazos para lograr el embarazo. ¡Pero no dejes que el sexo se convierta en un trámite! Lo mejor que puedes hacer mientras aún no haya bebé, es pasártelo bien junto a la persona que amas: hacer un viaje, salir mucho, ver películas, comer afuera, dar largos paseos y conversar, o simplemente reír a carcajadas. No solamente los ayudará a estar más relajados y a que el bebé llegue antes, sino que los fortalecerá para la etapa que pronto les tocará vivir.

Tomarte las cosas con calma

Nada resulta más difícil como relajarse cuando te lo ordenan (“relájate pues”). Pero lo cierto es que vivir más relajada es un buen secreto para lograr el embarazo. Si te cuesta disfrutar de la vida o sonreír frente a las adversidades, puede ayudarte comenzar una actividad como yoga o meditación, o simplemente salir más al aire libre. Procura que el año que está por comenzar sea un año de serenidad y alegría.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: