¿Buscas quedarte embarazada? Evita el alcohol

Comentar: (0)

Compartir:

Seguramente ya sepas que beber alcohol durante el embarazo está estrictamente desaconsejado: los niños cuyas madres bebieron durante la gestación son propensos a desarrollar diversos problemas de salud, desde un peso bajo al nacer hasta el grave síndrome de alcohol fetal. No esperes a enterarte de tu embarazo para dejar de beber: aquí te daremos razones para evitar las bebidas alcohólicas desde antes de la concepción.

El alcohol retrasa el embarazo

Si estás buscando quedarte embarazada, tanto tú como tu pareja deberían evitar las bebidas alcohólicas. La ingesta de alcohol está asociada con diversos trastornos reproductivos. En la mujer, puede causar retraso en la ovulación y en el varón, menor cantidad de espermatozoides y hasta impotencia sexual. Olvídate de asociar las bebidas alcohólicas con noches apasionadas, ya que, por el contrario, el alcohol no promueve el embarazo sino todo lo contrario.

¿Desde cuándo conviene dejar de beber?

Lo ideal sería no beber más alcohol desde que se decide buscar el embarazo, ya que algunos estudios llevados a cabo con roedores demuestran que el alcohol puede afectar a los embriones desde la concepción: en crías de ratas cuyas madres habían recibido alcohol antes de gestarlas se observó mayor incidencia de diabetes tipo 2, o de obesidad en la adultez, entre otras cosas. Y no solo mamá debería cuidarse: los hijos de padres (varones) que beben en exceso también desarrollan mayor sensibilidad neuronal hacia los efectos del alcohol.

Si estás buscando un embarazo procura no beber. Por lo menos, abstente las últimas dos semanas de tu ciclo menstrual, que es cuando se produciría la concepción de haber habido una fecundación. Los días en los que el cigoto se implanta en las paredes del útero resultan cruciales para el desarrollo del futuro bebé.

¿Y si he bebido sin saber que estaba embarazada?

Acabas de hacerte el test de embarazo y te sientes culpable porque el fin de semana pasado has bebido alguna que otra copa. Ante todo, ¡tranquila! Muchísimos embarazos en el mundo no son buscados y las madres beben hasta el momento en que se enteran del mismo. Deja hoy mismo de beber y no te preocupes demasiado.

En general, la mayoría de los médicos acuerda en que el consumo ocasional de un vaso de cerveza o una única copa de vino no presupone un problema. Sin embargo, al no saber cómo reacciona tu organismo en particular a una cantidad pequeña o moderada de alcohol, lo mejor es discontinuar su consumo por completo hasta después del parto (o por más tiempo aún si has decidido dar el pecho a tu bebé).

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados